Recomendaciones para prevenir la gota

Emite SESA recomendaciones para prevenir la gota

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro (SESA) da a conocer información sobre la enfermedad llamada gota, la cual, se debe a la presencia prolongada y elevada de ácido úrico en la sangre (hiperuricemia), que genera la formación de cristales de una sal (urato de sodio) en los tejidos, de forma más frecuente en las articulaciones.

La hiperuricemia se produce, casi siempre, por una menor eliminación de ácido úrico por los riñones o por el intestino. Pueden intervenir otros factores como los hormonales, predisposición genética, enfermedades, medicamentos y dietas poco saludables.

Los cristales de urato crean una respuesta inflamatoria que puede producir un ataque de gota, es decir, síntomas bruscos de dolor e hinchazón intensa. De hecho, uno de los primeros síntomas es la inflamación del dedo gordo del pie.

la gota

Los ataques afectan las articulaciones, pero también pueden afectar tendones y bolsas que rodean las articulaciones; son un aviso de la presencia de cristales de urato en los tejidos y de la necesidad de buscar atención médica. En algunos pacientes, la respuesta inflamatoria pasa desapercibida (inflamación crónica asintomática).

La gota se considera una enfermedad curable. El tratamiento consiste en reducir los niveles de ácido úrico en la sangre, hasta alcanzar un nivel óptimo para que los cristales de urato se disuelvan de forma definitiva, desaparezcan los síntomas y evitar que se produzcan daños irreparables en las articulaciones a largo plazo.

La gota es causa común de artritis en personas mayores de 40 años de edad. Se presenta de dos a seis veces más en hombres que en mujeres. Algunas recomendaciones para prevenir la gota son:

Checar niveles de ácido úrico en sangre por lo menos una vez al año.
Llevar una dieta saludable.
Realizar actividad física.
Mantener el peso corporal adecuado.
Disminuir los alimentos de alto contenido graso.
Evitar el consumo de alcohol.