Menos Mal que no es mucha ciencia

Menos Mal que no es mucha ciencia, por Samuel Pérez Rios.

Menos Mal que  el presidente Andrés Manuel López Obrador, en la presentación del Plan de Justicia para el pueblo N’ayeri en Nayarit, respondió a sus habitantes que ellos mismos podrían construir carreteras pavimentadas.

“Háganlos ustedes, es hacer el camino así, de concreto, no es mucha ciencia. En las comunidades hay muy buenos albañiles y maestros».

Estoy de acuerdo totalmente en generar empleos y oportunidades en las comunidades de todo el territorio nacional, el eliminar las malas prácticas con grandes empresas constructoras que sólo ven el interés económico en las obras de infraestructura.

 

Banner-1280x200-Total

 

Resulta una verdadera burla que el presidente de la república le responda así a la ciudadanía; siendo que está contratado para dar soluciones y realizar compromisos, cuando menos para disimular el interés y la empatía con el pueblo, con los más necesitados, los más pobres como tanto pregona en su discurso electoral. mucha ciencia, mucha ciencia

Desde luego que es más fácil llevar chismes, buscar culpables y señalar errores, pareciera que tenemos diario en la conferencia mañanera, al equipo de «Ventaneando», con Paty Chapoy y su gran elenco de colaboradores que sólo buscan el chisme nuevo de cada día, señalando los errores ajenos sin bases ni sustentos firmes, con única intención de evidenciar lo que hacen o hicieron los demás, en lugar de tomar acciones, concretar proyectos, realizar alianzas, pero no solo con el narco.

“Háganlos ustedes, es hacer el camino así, de concreto, no es mucha ciencia». Tal vez no sea mucha ciencia, pero se requiere presupuesto, planeación, dirección, etc. para que el proyecto llegue a buen fin, de lo contrario sucederá como con sus proyectos presidenciales, un ejemplo las más de 100 universidades que sólo existen en Pendejolandia.

Dirige el Poder Ejecutivo, de ejecutor, le corresponde ser la persona encargada de llevar a cabo lo que otros han planificado, no se le paga por acusar, debe de gobernar y parte de sus funciones es procurar llevar el bien común a todo el territorio en forma de comunicaciones, educación, salud, vivienda, etc., tristemente no se da cuenta que ya no está en campaña, lo que sucedió (y sigue sucediendo) durante años en México, nos afectó, nos dolió, nos indignó, pero ya sucedió y lo superamos. El no es nadie para «ventanear», el pasado, él está para modificarlo, para enderezar el rumbo.

Tristemente seguiremos escuchando por algún tiempo a Andrés Manuel Origel con los últimos chismes de la farándula política para que nos entere de todo lo que no hace él, lo que falta por realizar, por concretar, por fraguar en todo el territorio nacional.

Pasará a la historia como el presidente que dijo mucho y no hizo nada, o lo que hizo no sirvió para nada, al fin de cuentas él sólo es el presidente y eso, no es mucha ciencia.

 

 

 

 

Menos Mal

 

 

 

Menos Mal / Por: Samuel Pérez Rios.

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las delos miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.