Ni los ve, ni los oye: AMLO igual que Salinas de Gortari

Ni los ve, ni los oye: AMLO igual que Salinas de Gortari. Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

Una vez más fue sancionado el presidente de la República, por abusivo y tramposo. Pero, las resoluciones del TEPJF ni las ve, ni las oye, al igual que en su momento el presidente Carlos Salinas de Gortari, se refería a la oposición, cuando era criticado, aquel diría: “ni los veo ni los oigo”. AMLO, replica con sus actos negativos lo mismo que su odiado enemigo político.

La sentencia que dictara el miércoles 30 de junio la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, vino a echar a perder la “fiestecita” de López Obrador, al rendir su décimo informe de mentiras ¿Por qué? Resulta que los magistrados de la Sala, por unanimidad declararon inconstitucional e ilegal uno de sus pseudo informes, en aquel momento, por sus 100 días de gobierno de su tercer año. Además, los magistrados le impusieron una multa económica; de paso, también sancionaron a Jesús Ramírez Cuevas, por la misma razón, por difundir mensajes propagandísticos en pleno proceso electoral. Abusivos y mentirosos.

Banner 1280x140 IMEC Satéñite
La Sala especializada había absuelto al presidente de la falta, sin embargo, fue la Sala Superior la que, revocando la sentencia del inferior, terminó por reconocer que AMLO violó la Constitución, al igual que su coordinador de comunicación social ¡El informito del pasado 30 de marzo resultó propaganda gubernamental!. Salinas de Gortari, Salinas de Gortari, Salinas de Gortari

El consejero jurídico de López Obrador, Julio Sherer Ibarra, por inercia se inconformó. Los magistrados le dieron “palo”, los argumentos del consejero fueron inapropiados, así que sentenciaron culpable a López Obrador, presidente de la República. Pero, AMLO ni ve, mucho menos quiere escuchar el contenido de las sentencias, él sigue adelante con su retahíla de mentiras en sus “informitos”. Él aplica su “justicia” y hace caso omiso al Estado de Derecho, por eso quiere cambiar la Constitución, para hacer de las suyas.

En mi anterior Columna adelanté los temas que abordaría AMLO en su informe del tercer año de su “triunfo democrático”, tal cual siguió al pie de la letra. “Guayabazos y guayabazos”. Y los problemas que no resuelve echa culpas al pasado, como fue el caso de las bandas del crimen organizado.

Cínicamente aludió en su alocución que esos grupos se crearon en pasadas administraciones, luego en la suya no se han creado más grupos ¿Qué? Acorde a su enfermizo “razonamiento”, él solo combatirá, sin violencia, a los cárteles que se creen en su administración; los que existen, estaban cuando él llegó al poder, a esos no los combate, piensa que era responsabilidad de aquellos y no de él ¡Inconcebible! Así se expresó en la conferencia “mañanera” que dio ante su gabinete, no más de 40 personas.

Su acto, que nada tiene de formal, dado que no está contemplado en ninguna norma, le dio el toque protocolario de un acto oficial soflamero, vamos le dio una importancia que no tiene. Es el teatro al que gusta asistir el presidente para recibir el aplauso servil e hipócrita.

Para colmo, otro acto que empañó el “informito” del López, fue la sentencia de la misma autoridad judicial electoral, que sancionó a su Secretaria de Energía Rocío Nahle García, también por arbitraria. De alguna manera siguiendo los mismos parámetros de AMLO. La señora hizo propaganda en tiempos de prohibición electoral, violentando la Constitución. La 4T no cesa la propaganda gubernamental, todo por saturar los medios de comunicación, aquellos a los que combate el presidente López abiertamente como enemigos. Es la administración púbica de la propaganda gubernamental.

Todos los problemas que no resuelven, al menos a través de la propaganda gubernamental, los combaten por medio de la transmisión de cientos de mentiras para dar una impresión distinta a la realidad. Decíamos, inventan una realidad paralela solo válida para los de la 4T. Ambas sentencias dictadas el 30 de junio, unas horas antes del “informito” del “triunfo de la democracia”: frase rancia y sin sentido. Bueno, todo es propaganda según Goebbels, maestro publicista e ideólogo de López Obrador. Repite una mentira 100 veces y se convertirá en verdad.

Entrados en publicidad, el mismo día de la patraña de informe, la Consultora Política SPIN, dio a conocer que el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha dicho 56 mil, 181 mentiras (hay quien asegura que son más), afirmaciones no comprobables. Total, que los medios de comunicación le echaron a perder la “fiesta democrática” al titular del Poder Ejecutivo.

Y la nueva dirección creada por el presidente para contrarrestar las verdades de los medios, pretendiendo convertir en verdad las mentiras de AMLO, dudo mucho que pueda revertir la avalancha de verdades que pululan en todos los medios de comunicación ¿Mentiras verdaderas? Sería un buen título al nuevo programa de “quién es quién”. Mientras López, obsesionado con la mediatización, termina por nutrirse con la información mediática en su contra. Así que, sí los ve y sí los oye; aunque no los observa ni los escucha.

 

 

Acechan

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.