¿Qué debo comer para mejorar mi rendimiento deportivo?

 

¿Qué debo comer para mejorar mi rendimiento deportivo?

Si vas a centros como los gimnasios en Querétaro o practicas alguna otra actividad física es frecuente qué te preguntes qué y cómo comer para tener más energía. La alimentación es fundamental para mejorar nuestro rendimiento deportivo.

Todos los expertos saben que un cuerpo bien definido y fuerte se logra mitad ejercicio y mitad una dieta adecuada y bien diseñada. Esta combinación nos permite tener una nutrición sana para ser más rápidos y resistentes. También, si lo que deseamos es quemar grasa o ganar músculos es importante crear hábitos de alimentación que jueguen un papel clave.

Teniendo conocimiento de qué comer y realizando un plan de ejercicio podremos lograr un entrenamiento más intenso. La dieta para mejorar el rendimiento a la hora de realizar actividad física debe incluir todos los grupos alimenticios.

Verduras, frutas y hortalizas

Las verduras y hortalizas son una potente fuente de energía que debemos tomar en cuenta a la hora de planificar una dieta que nos permita rendir más. Aportan además minerales y fibras fundamentales para el entrenamiento del cuerpo.

En este punto es importante que incluyamos alimentos como tomate, cebolla, espinacas, berenjena, brócoli, lechuga y repollo.

Por su parte, las frutas nos ayudan a tener fibra, vitaminas y minerales; además nos hidratan gracias a su alto contenido de agua. No hay que mencionar una fruta más relevante que otra. Todas podemos consumirlas con total libertad porque nos aportan nutrientes en mayor o menor proporción.

Alimentos proteicos

Como fuentes de proteínas de calidad a la dieta se cuentan las carnes magras, el pescado, el huevo y las legumbres. Lo ideal es que estos alimentos formen parte de cada una de tus comidas para que tengas suficiente energía y un buen desarrollo de la masa corporal.

El pescado, por ejemplo, tiene una gran función cardiosaludable y posee un carácter antiinflamatorio importante. Estas condiciones son las necesarias para tener más resistencia durante el ejercicio y combatir el desgaste muscular y de las articulaciones.

Hidratos de carbono y grasas saludables

Los alimentos ricos en hidratos de carbono son fundamentales para mejorar el rendimiento deportivo. Estos puedes encontrarlo en los tubérculos, los cereales y las legumbres. Nos permiten obtener energía de forma rápida para lograr mantener los niveles de glucosa en la sangre que necesitamos para hacer ejercicio.

El plátano es un importante aportador de hidratos de carbono, mientras que el arroz integral es un cereal bastante completo y brinda una buena cantidad de energía al organismo. Por ello se recomienda incorporarlo como desayuno, puede ser como crema de arroz o arroz con leche.

Los frutos secos al natural son los que tienen un mayor potencial de omega 3 y ayudan a evitar el dolor muscular tanto durante como después del entrenamiento. Una buena elección sería incorporar las almendras en algunas de las comidas.

El aguacate también resulta una fuente saludable de grasa para nuestro organismo. Es un alimento rico en potasio que previene los calambres musculares.

Agua

Aunque parezca sobreentendido, muchas veces subestimamos el agua como fuente de energía. No solo nos sirve para calmar la sed que nos producen los ejercicios, sino que nos repotencia y nos hace más resistentes.

El agua nos hidrata y esto es importante porque la deshidratación durante la actividad física trae consigo cansancio y fatiga lo cual nos impide tener un buen rendimiento.

¿Cuándo es el mejor tiempo para comer?

Los especialistas no recomiendan ingerir alimentos ricos en fibra o altos en grasa en períodos de tiempo muy cercanos al entrenamiento. De hecho, es una buena opción comer tres horas antes de la práctica deportiva.

Entre horas intermedias o luego del entrenamiento, un yogurt con fruta y frutos secos es excelente para el organismo porque aporta proteínas, carbohidratos simples, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Para obtener mayor energía antes de practicar algún deporte la pasta hecha a base de harinas es muy recomendada gracias a la facilidad de su digestión.

Un alimento que podemos comer para recuperar las energías después de una sesión de entrenamiento es el plátano. Su naturaleza calórica y su riqueza en potasio lo han hecho muy popular entre los deportistas.

Saber cuándo y qué comidas nos llenan de más energía es de gran importancia para tener un rendimiento más provechoso a la hora de hacer ejercicios.

comer comer