El lamentable caso de la Secretaría de Bienestar Querétaro

Por Sonia Medellín Vega. El lamentable caso de la Secretaría de Bienestar Querétaro

«Para que la cuña apriete debe ser del mismo palo», dicho popular. iMuchas gracias, querida Sonia, todo saldrá bien!». «Muchas cosas se van a mover.»

En memoria de la periodista queretana María González (QEPD). Todavía guardo en mi cartera la tarjeta personal que me entregó a inicio del año 2020 después de haber denunciado irregularidades y omisiones del personal a micrófono abierto durante una reunión de SN (Servidores de la Nación).

Fuimos invitados los promotores UBA (Unidad Básica de Atención) -como lo era mi caso- y Gabriel García Hernández , en ese entonces jefe de los Superdelegados estatales, insistió en oír mi opinión durante esa gira donde recogía las «vivencias de la columna vertebral de Bienestar que son ustedes SN», comentó, yo no soy SN le aclaré, soy promotora UBA de PBAM -Programa de Bienestar de Adulto Mayor-. Bienestar Bienestar

No olvido la cara de mi coordinadora Roxana González Martínez, del entonces delegado Gilberto Herrera Ruíz y de los mismos compañeros SN cuando solté:

«Sé que voy a ser la nota discordante, en primer lugar quiero pedir que los promotores de Bienestar seamos reconocidos porque no existimos ni en prestaciones, ni en el discurso, ni en las fotos y ni en un sueldo digno aun cuando hacemos un trabajo más profesional que los SN porque muchos tenemos experiencia por trabajos anteriores y la mayoría de los Promotores tenemos licenciatura».

Todas las opiniones de ustedes dicen que camina el trabajo de maravilla, como relojito, y no, disculpen pero hay que ser un poquito autocríticos

Al día de hoy ,por ejemplo, después de ocho meses hay compañeros que no saben llenar correctamente un formato prellenado de escrito libre, para mí es el colmo porque como curva de aprendizaje creo que ya estuvo bueno de ser ineficientes».

Ese fue el inicio de una persecución, un hostigamiento que no ha cesado y que culmina con mi despido el domingo 03 de enero del 2021 por medio de una llamada a las 9 de la noche , a pesar de ser la que más trámites hechos y resueltos tenía en mi récord (500).

Me quedó claro que mi despido fue una decisión política ya que no había sido «prudente» y me atreví a levantar la voz.

Todo esto derivó en que coincidiéramos compañeros en CDMX denunciando lo que pasa en otros estados resultando tener coincidencia en las quejas: aviadores, ineficiencia, nepotismo, corrupción, acoso laboral y sexual, ausencia de derechos básicos laborales etc…, nos organizamos 31 estados que llegamos a hacer marchas y denuncias en varias ocasiones logrando en las mesas de negociaciones la reinstalación de compañeros y que se detuvieran las amenazas a los activos ( en Querétaro fueron 3 reinstalaciones y paramos 7 despidos hasta el momento).

Comento que mi denuncia está puesta en las instancias correspondientes y que a pesar de que en la Coordinación de Bienestar en la CDMX ya se había aceptado mi reinstalación por mi trabajo y mi expediente limpio, Rocío Peniche Vera (actual delegada) y el senador Gilberto Herrera Ruíz dicen NO a mi reinstalación violentando mis derechos laborales y humanos, pretenden coartar mi libertad de expresión ya que su condicionante es que deje de hablar y que mientras yo no me cambie «el chip» (¿?) pues sigo despedida ( en palabras de Óscar Navarro Gárate, titular de la Unidad de Coordinaciones)-.

Yo aquí me pregunto:¿Quién es quién se tiene que cambiar el chip? A diario, en la Mañanera, nuestro Presidente, Andrés Manuel López Obrador, dice: denuncien, necesito del pueblo noble y bueno para mover el elefante reumático que nos dejaron el neoliberalismo y la corrupción, lo malo no ha terminado de morir y lo bueno no ha terminado de nacer, i vamos a barrer las escaleras de arriba para abajo!. Pareciera que muchos servidores públicos y dirigentes de partido (como Ángel Balderas Puga) no quieren entender que las cosas ya no son como ellos quieren o desean, niegan que existamos en la izquierda queretana mujeres preparadas, congruentes y sensibles.

Hay servidoras públicas ineficientes que afectan el trabajo hacia los beneficiarios no resolviendo casos que tenían más de un año estancados, permitiendo además nepotismo y corrupción en la zona de Santa Rosa Jáuregui, siendo premiadas con mejores cargos como Marisol Cruz Sánchez ahora ya en el INEA como enlace federal.

Al final la responsabilidad es del o la titular de la Delegación (anterior y actual) que otorgó y mantiene los puestos clave a personal que han sido ineficientes.

Las expectativas hacia nuestro Superdelegado Gilberto Herrera Ruíz se quedaron sólo en eso, las oficinas de Bienestar están llenas de jóvenes inexpertos, es su primer trabajo, parece más bien área de Servicio social de la UAQ y sede de prianistas sólo pendientes de su celular.

La 4T en Bienestar Querétaro está prácticamente borrada ya que los que hicimos un trabajo impecable fuimos despedidos. Existimos cuadros de verdad dignos y valientes en la izquierda queretana que estamos dispuestos a no permitir que nos arrebaten lo que tanto trabajo nos costó:

«Lograr llevar a la Presidencia a un líder como AMLO, nadie dijo que sería fácil y rápido, mi único objetivo es luchar por la erradicación de la corrupción en las Secretarías estatales de Bienestar y Querétaro no es la excepción».

iBASTA DE TENER POR HORAS A ADULTOS MAYORES Y A PERSONAS CON DISCAPACIDAD DE PIE Y EN EL SOL ATENTANDO CONTRA SU DIGNIDAD DURANTE OPERATIVOS Y TRÁMITES! iHASTA QUE LA DIGNIDAD SE HAGA COSTUMBRE! Lic. Sonia Medellín vega. Tel 4421276000.

 Por: Sonia Medellín Vega

Bienestar

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.

Por Sonia Medellín Vega (colaboración especial para Voz Imparcial)