¿Qué es el «cono de incertidumbre»?

A qué se le conoce como cono de incertidumbre en los pronósticos de trayectoria de los Ciclones Tropicales

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pero no siempre es así, conoce la utilidad del cono de incertidumbre.

Durante la temporada de huracanes, que va desde junio a noviembre, los medios de comunicación suelen informar con gráficos para dar dimensión de estas tormentas.

Estos gráficos, que muchas veces suelen ser mapas, están basados en general en los que produce el Centro Nacional de Huracanes  y muestran diferentes datos sobre las tormentas.

El cono de la incertidumbre es una tendencia estadística que surge en un sistema medido, donde una estimación se va haciendo más precisa con el paso del tiempo y midiendo continuamente

Se trata de un mapa que elabora el SMN cuya nota en la parte superior dice: «El cono contiene el paso probable del centro de la tormenta, pero no muestra su tamaño. Condiciones peligrosas pueden ocurrir fuera del cono».

Esto quiere decir que «el cono muestra donde podría dirigirse el centro (ojo) de un huracán en los próximos días», explica especialista.

El cono abarca todas las probables rutas que puede tomar el ojo de la tormenta. Y todo se basa en una predicción que puede cambiar por múltiples factores.

Pero pese a la descripción que aparece en el encabezado del gráfico, muchas personas malinterpretan este mapa.

Banner-1280x200-Total

Algunos piensan que el cono muestra cómo el huracán se agranda con el tiempo, otros piensan que la zona marcada es la que está bajo peligro y «asumen que si están fuera de los límites no están afectados», dicen los expertos.

Según el grupo Hurakan, compuesto por varios expertos de la (UM) que han analizado la reacción de la gente ante esta medición y del cual el profesor Alberto Cairo es parte, el 40% de las personas no se sienten amenazadas si viven fuera del margen que se expone en las gráficas.

cono

Vamos a dar una breve explicación de cómo se debe interpretar de manera correcta:

El gráfico no dibuja el tamaño o radio de la perturbación. Es una cuestión de probabilidad. El centro de la tormenta puede ir hacia cualquier lugar que esté dentro de los límites del cono, tal y como lo muestra la imagen anterior.

Lo que está dentro del gráfico de incertidumbre se debe vigilar, seguir el trayecto de la tormenta, se debe preparar para un eventual impacto directo de los vientos destructivos.

Si ya están familiarizados con los pronósticos de tiempo, seguro sabrán que mientras más anticipado sea un pronóstico, más probable es su desatino. Por tal motivo, el gráfico se ensancha al par van avanzando los días en el gráfico, dado que el porcentaje de posibilidad de variación de la ruta y desatino del centro estimado de la perturbación, aumenta.

Pero ¿por qué sucede esta confusión?

Tal como lo dice su nombre, el «cono de incertidumbre» muestra una predicción y por lo tanto no se trata de algo exacto.

«Al igual que sucede con las predicciones en cualquier campo de la ciencia, siempre hay un nivel de incertidumbre», señala Cairo, quien es autor del libro «How charts lie» («Cómo los gráficos mienten»).

«El público en general tiene una resistencia muy grande a aceptar que ninguna predicción va a ser ciento por ciento acertada, porque siempre tiene un rango de incertidumbre», añade.

Entonces, ¿cómo se lee?

«El cono se tiene que leer como si estuviese lleno de un montón de líneas imaginarias, cada una de ellas correspondiendo a un posible camino que el centro de la tormenta podría tomar y nunca olvidándose de que existe una probabilidad de que el huracán acabe saliendo del cono», resume el catedrático Cairo.

Existe un 30% de probabilidad de que el centro del huracán acabe saliendo del cono, agrega el profesor.

Otros de los puntos clave a tener en cuenta al leer este gráfico es que «no representa peligro». «El cono no muestra si va a haber inundación o si uno va a sufrir vientos de fuerza huracanada», dice.

Por eso, el especialista recomienda que la gente no se enfoque demasiado en el cono, que mire otras fuentes como otros mapas de riesgo de inundación o que siga las recomendaciones del gobierno.

«Y siempre prepararse con precaución», advierte.

¿Por qué el cono es tan popular?

Para el especialista, el «cono de incertidumbre», que es un recurso hecho por y para científicos, se volvió un recurso muy usado por culpa de los periodistas.

«Cuando uno tiene que mostrar un gráfico la solución más fácil es usar ese cono de incertidumbre porque se ve muy claro, parece muy fácil de entender, pero en realidad no es sencillo. Uno tiene que aprender cómo leerlo», dice.

Y por eso, el profesor sugiere que hay que enseñarle a la gente que no asuma que un gráfico es un dibujo.

«Creo que los periodistas tienen una responsabilidad enorme para reforzar todas estas ideas en el público una y otra vez», dice.

El profesor explica que el grupo Hurakan de la Universidad de Miami lleva un año trabajando en analizar cómo la gente malinterpreta de forma sistemática el cono y lo que lo rodea.

«Por ejemplo, en los mapas del cono aparecen a veces «watches» y «warnings» y la gente no entienden lo que son. Un Watch es que hay una posibilidad de que uno esté amenazado por vientos huracanados y un warning es que hay una probabilidad alta de que esos vientos huracanados lo amenacen», explica.

«El cono no nos miente. Somos nosotros que no le prestamos atención, no nos esforzamos en leerlos, o proyectamos lo que queremos creer en esos gráficos, y nos mentimos a nosotros mismos».