Tips para detener la caída del cabello

Cómo lograr detener la caída del cabello con un solo ingrediente de uso común y que encuentres en casa.

La caída del cabello es un problema que afecta a hombres y mujeres.

El estrés físico o emocional puede causar la caída de la mitad hasta tres cuartos del cabello en el cuero cabelludo.

Este tipo de pérdida de cabello se denomina efluvio telógeno.

El cabello tiende a salir en manojos mientras se aplica el champú, se peina o se pasan las manos a través del pelo.

La buena noticia es que hay formas de combatirlo y no todas implican químicos que, en el largo plazo, son malos para el cuerpo.

El remedio que aquí te proponemos puedes hacerlo con un simple ingrediente que ya tienes en casa: la sal.

La sal de mar es muy popular en diversos tratamientos de belleza por sus propiedades medicinales y su contenido mineral.

Además, la sal de mar es utilizada como exfoliante: remueve células muertas, fortalece los tejidos, ayuda a la regeneración celular y estimula la circulación.

Su uso tiene efectos revitalizantes y humectantes que no muchos ingredientes pueden ofrecer.

¿Qué tienes que hacer?

Sólo lava tu cabello normalmente y sécalo con una toalla, sin frotar.

Toma la sal que usas normalmente para cocinar y aplícala en el cuero cabelludo. Masajea durante 15 minutos y vuelve a lavarlo.

CheesUp

Lo ideal es repetir este tratamiento dos veces a la semana, durante dos meses, para ver los resultados: el cabello es más grueso y el crecimiento vuelve a las áreas donde se había visto más afectado.

Además, un plus es que ayuda con problemas de caspa.

1. Relaja el cuero cabelludo
Estimula el crecimiento del cabello
Hoy en día sufrimos tensiones de todo tipo y en cualquier parte del cuerpo. Una de estas zonas, aunque pueda sorprendernos, es el cuero cabelludo.

Esa tensión dificulta o impide un buen riego sanguíneo en la raíz del pelo, lo cual puede ocasionar caída del cabello, debilitamiento, canas, exceso de sebo, caspa, etc.

El primer paso para luchar contra estas tensiones consiste en masajearnos cada día todo el cuero cabelludo. No debe ser un masaje superficial, sino un poco más intenso, intentando mover y relajar toda la superficie.

Es un masaje muy relajante, perfecto para realizar durante 5 o 10 minutos cada día antes de acostarnos. Esto ayudará a prevenir la caída del cabello.

2. Estimúlalo con menta y canela
Al hacernos este masaje del cuero cabelludo podemos potenciar sus efectos usando algún producto natural que nos ayude a estimular el riego sanguíneo.

Una opción muy sencilla la encontramos en dos aceites esenciales de propiedades estimulantes: el de menta y el de canela.

Ambos aceites favorecen la circulación pero con un efecto opuesto. La menta da frescor, mientras que la canela da calor. Al combinarlos conseguimos un efecto frío-calor muy beneficioso.

Los debemos usar siempre en pequeñas cantidades, con una base hidratante:

2 cucharadas de gel de aloe vera o aceite de coco virgen extra (30 g).
5 gotas de aceite esencial de menta.
5 gotas de aceite esencial de canela.

3. Elige productos naturales
Si queremos cuidar cualquier parte del cuerpo y prevenir la caída del cabello debemos elegir siempre productos de higiene y cosmética lo más naturales posibles.

En el caso el pelo, debemos evitar en especial aquellos que contengan conservantes (parabenos) y sulfatos demasiado fuertes, como por ejemplo el lauril sulfato sódico (SLS) o el lauril éter sulfato sódico (SLES).

Podemos encontrar productos naturales o ecológicos en herbolarios y tiendas de productos naturales.

4. Péinate cada día
Peinarse antes de acostarse
Parece algo muy obvio, pero peinarnos es una manera de mejorar la circulación en el cuero cabelludo y de repartir bien el sebo para tener un pelo más brillante y equilibrado.

Debemos usar peines adecuados de materiales naturales como, por ejemplo, los de madera con cerdas de origen vegetal o animal. Nos peinaremos en todas las direcciones cada día.

5. Que no te falten nutrientes
Es imprescindible llevar una alimentación equilibrada, rica en vitaminas, minerales, proteína y ácidos grasos, para aportar los ingredientes que nuestro cabello necesita.

No pueden faltar los siguientes alimentos en nuestra dieta:

Frutos secos y semillas.
Frutas y vegetales crudos.
Legumbres.
Pescado azul.
Huevo.
Ghee.
Algas.
Agua de mar o sal marina.
Levadura de cerveza.

6. Ponte al revés
Las posturas invertidas en las que la cabeza queda por debajo del resto del cuerpo son muy beneficiosas para la salud y, en concreto, para prevenir la caída del cabello.

Podemos hacer alguna postura sencilla, tumbarnos de manera inclinada o usar alguna máquina específica de gimnasio.

Será suficiente hacerlo durante 5 o 10 minutos cada día, empezando de manera gradual. Debemos evitar hacerlo durante la digestión o la menstruación.

7. Di adiós al estrés
Por último, no te olvides de que el estrés es uno de los peores problemas de salud que podemos tener, ya que desequilibra todo el organismo y da pie a múltiples trastornos, entre ellos, la caída del cabello.

Te animamos a que tengas en cuenta todos estos consejos para prevenir la caída del cabello, pues te ayudarán mucho a controlar esto. Sin embargo, te animamos a que consultes con un experto.

Quizás tu caída del cabello se deba a que sufres dermatitis seborreica o algún otro problema que necesite un tratamiento específico.

Con información de Agencias