Cuando todo pasó de blanco y negro al color

El Presidente Díaz Ordaz inauguraba oficialmente la televisión mexicana, que pasaba al color.

El primero de septiembre de 1967, con la transmisión del tercer informe de Gobierno del Presidente Díaz Ordaz se inauguraba oficialmente la televisión mexicana, que pasaba al color.

En la prensa, la publicidad en color inundaba las páginas, para anunciar programas de televisión, transmisiones especiales y una serie de productos para toda la familia, hasta las aspiradoras se volvieron a go go. al color al color al color al color 

Alejandro Jodorowsky comenzaba a publicar todos los domingos sus «»Fábulas pánicas»» o como él mismo las llamaba historias iniciáticas;  una serie de cómics en donde exploraba las enseñanzas zen de sus maestros y conceptos sobre la vida. Arte para sanar con un trazo desenfadado, casi infantil  y  muy colorido.

Varios rincones del mundo empezaban a ser habitados por hippies, fenómeno que comenzó en Estados Unidos y que fue nombrado así como una derivación del término «»hipster«» con el que se  designaba a los «»blancos»» que se involucraban en la cultura negra.

Abanderados con el amor y la libertad, vivían apartados, en comunas, lejos de la sociedad que criticaban, pelo largo,  ropa psicodélica, cara y piernas adornadas de planetas y flores pintados a mano y los ojos perdidos en ácido.

banner Cheese 2022

Protestaban pacíficamente en contra de la guerra, en contra del materialismo, a favor del medio ambiente y  en defensa de sus ídolos. En noviembre de 1967 cuando Brian Jones guitarrista de los Rollings fue condenado en Londres a nueves meses de prisión por posesión de mariguana, un grupo de hippies se reunieron inmediatamente  para protestar.

El inusual comportamiento de estos jóvenes se volvió objeto de estudio; periodistas, sociólogos, artistas, se acercaban a ellos como quien se acerca a un milenario grupo de nativos para comprender su percepción del mundo a partir de la óptica del LSD; en julio de 1967 la revista TIME les dedicó su portada con el encabezado: «»Los hippies, la filosofía de una subcultura»»

En su momento hasta el polémico Juan Orol en México les dedicó su película El fantástico mundo de los hippies con la presentación estelar de 50 auténticos hippies, que más que «»actuar»» habían sido captados por el cineasta en su hábitat natural en San Francisco y cuyas tomas eran mezcladas con las Erick del Castillo y otros actores mexicanos grabados en set.

Los Beatles buscaban maestros en la India  para iluminarse y se subían a su submarino amarillo casi sin percatarse del momento exacto de las pinceladas, la vida se había vuelto a colores.

Wiky México