¿Qué sería de AMLO y Morena sin el PRI?

¿Qué sería de AMLO y Morena sin el PRI?, Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

Morena gana 4 de 6 gubernaturas que estuvieron en juego este 5 de junio ¿Qué sería de AMLO y Morena sin el PRI?

¡Triunfan la abstención y la traición en las elecciones! sin el PRI, sin el PRI, sin el PRI, sin el PRI, sin el PRI

López Obrador, al igual que lo hiciera con el PRD, se nutre de priistas que cambiaron de camiseta. Él mismo dejó las filas del PRI. Para iniciar su nuevo movimiento, llamado de “regeneración nacional”, se llevó a priistas que hoy lo acompañan.

AMLO sabe bien que los priistas que se ha llevado a su movimiento, han sido los estrategas electorales; empezando con el perverso y fraudulento de Manuel Bartlet Díaz. Son los mismos con otra vestimenta. Ahora más agresivos y fraudulentos, esa es su distinción.

Banner2-1459-x-170

AMLO ganan la elección en Oaxaca, Tamaulipas e Hidalgo con candidatos que abandonaron las filas del PRI. La única morenista, Mara Lezama Espinosa, ganó Quintana Roo. El presidente de la República fue el candidato en campaña, no Morena; los morenistas lo reconocen con la declaración de Mario Delgado, quien dijo en entrevista: “día histórico para el obradorismo” ¿Y Morena dónde queda? No existe sin el apoyo de López Obrador.

A la mayoría de los electores en 5 estados parece no haberles importado la elección, no alcanzaron el 50% de los votos de los empadronados; a excepción de Tamaulipas, apenas logró el 51.6% de participación. Bajo el sistema electoral de los triunfos de mayoría relativa, quienes logran el triunfo lo hacen con una mayoría “muy relativa”. El expriista Américo Villarreal Anaya, quien más votos obtuvo en Tamaulipas, apenas si alcanzó una cuarta parte de las simpatías de las y los ciudadanos que conforman el Padrón electoral de aquella entidad. Triunfos electorales pírricos.

Las y los integrantes de la Lista Nominal de Electores de Quintana Roo y Oaxaca, apenas si alcanzaron un poco más del 37% de participación del 100%; y, de ella arribaron al triunfo con el 50%. Por lo tanto, menos del 20% del electorado decidió el triunfo en estos estados.

De tal suerte que los nuevos mandatarios estatales gobernarán con el mínimo apoyo de las y los ciudadanos inscritos en la Lista Nominal de Electores. Ello significa que AMLO y Morena, no sin invencibles, sin considerar que en todos sus triunfos fue en alianza. Luego entonces, la votación a favor de Morena fue raquítica.

El problema de fondo son los malos candidatos o candidatas que escogen todos los partidos políticos, la mayoría reciclados o forman parte de las cúpulas de los institutos políticos ¿Cuándo pensarán en candidatos de la sociedad civil con prestigio?

Bajo la misma tesitura, Ignacio Mier Velazco, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados y Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Senadores, tienen su origen en el PRI. Otra prueba de la mutación de ese partido. Morena es invadida por los priistas, actualmente acérrimos enemigos del PRI.

¿El gobierno federal y el de 22 estados de la República en manos de Morena o del PRI? La mutación política creó un monstruo informe que solo sabe dividir y destruir. Al final, la culpa de todo lo malo que sucede, también recae en la mayoría del electorado que no asiste a las urnas para decidir con civilidad y responsabilidad un mejor destino para México.

 

descarga

 

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.