AMLO utiliza la fuerza del estado para doblegar

AMLO utiliza la fuerza del estado para doblegar, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

El presidente de la República usa y abusa del poder para doblegar y castigar a todo aquel que no se pliega a sus caprichos y aplica su propia “justicia”, haciendo a un lado el Estado de Derecho, corrompiendo a las instituciones, rápidamente conduce a su gobierno al autoritarismo en perjuicio de los mexicanos. Ese es el nuevo régimen de gobierno.

Ejemplos hay muchos que demuestran los abusos que ha cometido el presidente, no tiene límites legales ni autoridad que lo contenga; quebranta cualquier norma jurídica en “aras de aplicar su propia justicia”. No tiene el menor respeto a las instituciones, sin recato alguno agrede a sus adversarios los persigue como en cualquier régimen fascista que no admite disidencias, utilizando a las instituciones del Estado.

Banner 1280x140 Italiana

El Consejo de la Judicatura, a instancia del mismo presidente de la República, ordenó la investigación del juez segundo de distrito Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, Juan Pablo Gómez Fierro, en razón a cumplir con su responsabilidad de impartir justicia en la materia.

AMLO, no soportó que el juez otorgara suspensiones provisionales en diversos juicios de amparo, para proteger derechos humanos de los amparistas y evitar violaciones por parte de la autoridad. De inmediato fue acusado y juzgado en el patíbulo de las mañaneras, además de relacionarlo con “intereses obscuros, de ser juez de contentillo que utilizan los grupos de interés”. El injurioso presidente cometiendo diversos delitos al acusar y denigrar públicamente a la autoridad judicial sin tener prueba alguna que sustente sus acusaciones.

Los miembros del Consejo de la Judicatura, adscritos al Poder Judicial Federal, se dieron a la tarea de “investigar al juez Gómez Fierro”. Por supuesto que la investigación se basó en relación con el desempeño de sus funciones como impartidor de justicia.

López Obrador lo acusó públicamente en abril y marzo pasado. Bajo sus propios mecanismos y medios de control, los consejeros no encontraron nada irregular en el desempeño de las funciones del juez. De tal manera el Consejo de la Judicatura, por medio de su presidente Arturo Zaldivar Lelo de Larrea, determinó seguir garantizando a todos los juzgadores federales su plena autonomía, en la impartición de justicia.

A la par, la Unidad de Inteligencia Financiera, de forma ruin y facciosa inició la pesquisa financiera en contra del juez Gómez Fierro y su familia, para “investigar” si no tiene movimientos o ingresos económicos “sospechosos”. De una u otra manera el gobierno de AMLO, utiliza las instituciones para fastidiar y perjudicar a todo aquel que se atraviesa en su camino depredador.

Trascendió que la UIF ha investigado en muchos Bancos tanto al juez como a su familia. A como dé lugar Andrés Manuel López Obrador quiere perjudicar al juez y no quedar como mentiroso (que sí lo es) al haber acusado al juzgador de corrupción. La 4T comportándose como en las peores épocas del nacismo. La acusación de López resultó todo un fracaso en el Consejo de la Judicatura.

¿Qué sigue? ¿Inventarle delitos al juez Gómez Fierro como al gobernador de Tamaulipas? ¿Inyectar dinero sucio en su o sus cuentas bancarias para acusarlo de recibir dinero de los “grupos de interés”? ¿Sembrarle pruebas falsas para inculparlo? Al parecer los esbirros de AMLO son capaces de todo con tal de conseguir sus perversos y aviesos objetivos. Las pruebas lo confirman. Las interrogantes son muchas.

Mientras tanto el presidente se divierte amenazando con desaparecer o transformar organismos autónomos como el Instituto Nacional electoral, al que fustiga con la cantaleta de no tenerle confianza y estar bajo la corrupción del fraude electoral ¡No tiene prueba alguna que lo demuestre! Nuevamente sus acusaciones sin fundamento. Si los integrantes del Consejo General del INE se hubieran doblegado a los caprichos del presidente de la República, dejaría de molestarlos.

Pero, al igual que el juez Gómez, los consejeros cumplen con la responsabilidad de conducir el proceso electoral bajo las reglas impuestas en la Constitución, Ley Electoral y reglamentos, eso incomoda al abusivo de López Obrador. La idea tergiversada de “justicia” del presidente, rompe con el Estado de Derecho ¡Él es la justicia! ¡Él decide qué es bueno y qué es malo! Luego, todo aquello que no sea como a él le parece, es injusto y corrupto. Cuando el corrupto es el propio presidente de la República. No le agrada cumplir y hacer cumplir los mandatos del Estado de Derecho.

AMLO se quedará con las ganas de reformar o desaparecer a los organismos constitucionalmente autónomos, no le alcanzan los votos. El Congreso de la Unión entró en receso, llegó la “paz legislativa”, la oposición logró la mayoría en la Comisión Permanente, esta no convocará para cumplir las locuras de López. Mucho menos después de que pierda la mayoría en la Cámara de Diputados.

Solo es publicidad mediática para amedrentar, molestar e incomodar durante el proceso de campaña, dada su ineptitud para gobernar, solo dedica su tiempo a tergiversar y engañar a los inocentes, a los ignorantes. Como dijera el mismo AMLO: ¡El pueblo se cansa de tanta pinche tranza!

 

 

utiliza

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.