Menos Mal que nos informó

Menos Mal que nos informó, por Samuel Pérez Rios.

Menos Mal que en el México tan complicado que estamos viviendo, con un crecimiento desmedido de violencia a nivel nacional, con una inflación del 8.15% y con miras a las elecciones presidenciables del 2024, se nos informó que tan lejos está Andres Manuel López Obrador de la realidad que vivimos los ciudadanos de a pie.

En el mundo paralelo de AMLO, ese que todas las mañanas construye con castillos de arena en las nubes, basado en datos ficticios dirigidos a los más ignorantes del país, ese que siempre dice «imagínense», pues solo en su imaginación retorcida existe. Ese México en donde no existe corrupción, cuando su gabinete está lleno de ejemplos claros y directos de abusos de poder, robos y transas que no son igual a las anteriores, son peores pues ahora se pueden exhibir con total libertad y después perdonar desde el púlpito presidencial.

En el México en donde los más obscuros personajes de la vida política nacional son galardonados con puestos vitales en la administración federal, pues el único requisito es ser leal al mexicano capaz de enderezar la historia del país para bien, aun que sea solo en su dimensión desconocida. informó, informó, informó, informó, informó

Banner-1280x200-Total

 

El México donde los pobres, los grupos indígenas y los desprotegidos sufren cada día de más carencias, pero podemos y debemos velar primero por los hermanos extranjeros  que deseen entrar al país para ser parte del proceso electoral venidero, ese que es más importante que la salud de los mexicanos enfermos, pues ellos quien sabe si alcancen a votar.

Este pobre país que cada día sufre de la humillación de su ejército, minimizado como nunca en la historia pues hasta reverencia le debe al narco en aras de respetar un pacto que permitió a Andres Manuel llegar al poder a costa de la seguridad y la tranquilidad nacional, que con descaro se defiende más a los delincuentes por ser «humanos» que a las miles de víctimas que dejan a su paso.

Pero AMLO está feliz y tranquilo, pues el sueño mafufo que tubo mientras lograba graduarse después de muchos años se está consumando, pero lleno de rencor a lo que sea mínimamente distinto de su sueño ideal, que en realidad se convierte cada día en una pesadilla para nuestro país.

No todo es malo, desde luego que nada lo es, lo bueno es que ya pasó más de la mitad de su «gobierno», tendríamos que ser extremadamente ignorantes para dejar que se consuma esta transformación de cuarta, donde lo único bueno es que ya no existe la corrupción, solo habrá que conocer la definición del presidente hacia el concepto como tal.

Menos Mal que se nos informó que este, como todos, es un sexenio y si los mexicanos superamos a los malditos neoliberales, seguramente superaremos al tlatoani enfermo de poder, rencor y resentimiento para que como dice el, se vaya tranquilo a la Chingada con toda su ideología y sus prejuicios.

Mientras tanto, el mexicano de a pie trabajaremos día a día para resistir la tarea diaria de construir un mejor país a pesar del asno que lo dirija.

 

 

Menos Mal

 

 

 

Menos Mal / Por: Samuel Pérez Rios.

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las delos miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.