Cuatrociénegas Coahuila, escenario natural

Cuatro Ciénegas, Coahuila. Se incorporó al programa​ Pueblos Mágicos en el año 2012.

Cuatrociénegas es el Pueblo Mágico más reciente. Muchos de los que conocíamos este paraje nos preguntábamos desde hace años por qué no tenía el galardón, cuando de sobra se respira en sus callecitas polvorientas y blanqueadas por el sol toda la magia que se puede pedir.

Esta villa colonial está en medio de uno de los paisajes más espectaculares del país, a unos pasos del Área Natural Protegida de Cuatrociénegas, uno de los oasis más peculiares y hermosos del mundo.

Características:

  • ​Se incorporó al programa​ Pueblos Mágicos en el año 2012.
  • En medio de un valle, rodeado por la imponente sierra coahuilense, se encuentra este encantador pueblo de callecitas blanqueadas por el sol. ​
  • Al adentrarte en sus rincones descubrirás pequeñas casas de puertas antiguas que esconden patios sombreados, personajes portando amplios sombreros, automóviles antiguos y bien conservados, y alguno que otro minero de grandes bigotes.​
  • En estas tierras vivieron los indios tobosos, grupo guerrero y nómada que habitó varios rincones del norte. ​

Atractivos:

  • ​Iglesia de San José
  • Museo Casa Carranza
  • Poza Azul
  • Dunas de Yeso
  • Vitivinícolas

Festividades:

  • ​ Fiesta de San José, se celebra el 19 de marzo, los habitantes de Cuatrociénegas festejan a su santo patrono entre música de banda y juegos pirotécnicos.​
  • Fiesta de la Uva, durante el mes de julio, no te pierdas las fiestas que, en el marco de las tradicionales vendimias, se realizan en las principales casas vitivinícolas del pueblo

Ubicación:

  • Se localiza en el centro del estado, limita al norte con el municipio de Ocampo; al sur con los municipios de Parras y Ramos Arizpe; y al este con el de Castaños​.

Muchos se han preguntado como dirigirse correctamente a la ciudad en donde nació Venustiano Carranza, una localidad que alcanzó el título de Pueblo Mágico y que fue declarada como Área Natural Protegida por sus imponentes escenarios naturales, además de su biodiversidad terrestre y acuática.

La incógnita es la denominación de origen: “Cuatro Ciénegas” o “Cuatrociénegas”…

Al circular por la carretera 30 en el trayecto de la ruta del desierto, son notorios los señalamientos de “Cuatrociénegas”, pero al llegar a la puerta de acceso que da la bienvenida a este municipio, el nombre cambia a “Cuatro Ciénegas”.

Ejemplos de un nombre o del otro abundan en libros, folletos, fachadas de comercios y la desemejanza se hace más evidente en internet.

A los historiadores les gusta discutir la interrogante, armar el rompecabezas remontándose a los sucesos del siglo 18, cuando un 24 de mayo el municipio fue fundado por el entonces gobernador de Coahuila Antonio Cordero y Bustamante.

Carlos Gutiérrez Recio, uno de los historiadores del llamado “oasis en el desierto”, presume que nació en uno de los pocos municipios en el país que cuenta con el acta original de fundación, actualmente resguardada en una caja fuerte en la Presidencia Municipal.

box bann cheese up

En esa acta de fundación que, sin duda conservan como un tesoro, hay una mención que se lee: “En los términos de esta nueva población, a la cual en nombre de Su Majestad, que Dios guarde, adjudico el terreno comprendido en el cuadrilongo que forman las cuatro mojoneras que quedan colocadas, y declarándola como por la presente la declaro en la facultad que me concede la ley segunda, título séptimos del libro cuarto de la recopilación, por la villa, nombrándola de aquí en adelante, la Villa de ‘Cuatro Ciénegas’, a cuyos pobladores, vecinos y habitantes encomiendo al todopoderoso”. Cuatrociénegas Cuatrociénegas 

Pero existen documentos todavía más antiguos, entre ellos un mapa que se resguarda en el museo Smithsonian en Washington D.C., que fue elaborado por Nicolás Lafora -un enviado del Rey de España Carlos III-, en donde aparecen ríos, montañas y el título de “Cuatrociénegas”, unido.

Aún así, basándose en el acta de fundación, el nombre oficial sería ‘Cuatro Ciénegas’, título otorgado por la abundancia de manantiales en sus cuatro puntos cardinales, con el agregado de “Cuatro Ciénegas de Carranza” que se le asignaría posteriormente a la cabecera municipal en honor al héroe revolucionario.

Sin embargo, la ciudad adoptó nuevas tradiciones verbales por convertirse en un municipio altamente turístico y el nombre cambió a ‘Cuatrociénegas’, el cual utiliza el Consejo de Promoción Turística de México, la Comisión Nacional de Áreas Protegidas, entre otras dependencias de los tres órdenes de gobierno.

A los historiadores no les importa mucho cómo se dirijan al Pueblo Mágico. Carlos Gutierrez Recio, Juan Blackaller Granada y Arnoldo Bermea Balderas, que comparten el gusto por la historia de los pueblos de Coahuila, concuerdan con que el nombre debería escribirse por separado, pero la realidad es que no les inquietan los cambios actuales en la denominación, que para algunos resultan ser más cómodos.

Cuatro Ciénegas, Coahuila: Las 10 mejores cosas que hacer

1. Recorre su Plaza Principal, donde se encuentra su quiosco, la Iglesia de San José y el Palacio Municipal. Una buena forma de empezar tu paseo por este Pueblo Mágico.

2. Visita el Museo Venustiano Carranza; ahí vivió el líder revolucionario y hoy puedes dar un recorrido por la historia de México y de este personaje.

3. Pasea por el Callejón de Guevara, una calle muy estrecha y recién remodelada, digna de ser caminada; uno de los puntos más pintorescos de Cuatro Ciénegas.

4. Contempla la Poza Azul, esta maravilla natural ubicada a nueve kilómetros de Cuatro Ciénegas tiene una profundidad de poco más de cinco metros y en sus aguas turquesas y cristalinas habitan especies animales que solo es posible encontrar de forma natural en esta región.

5. Aprovecha tu visita a la Poza Azul y camina por el sendero interpretativo El borbollón, en el cual se ubica un manantial donde precisamente brota un borbollón de agua.

6. Recorre las Dunas de Yeso, un paisaje desértico de color blanco que abarca más de 800 hectáreas y pertenece al área protegida de Cuatro Ciénegas. Definitivamente un espectáculo natural que no puedes dejar de ver.

7. Explora las Minas de Mármol, una cantera abandonada que ahora, gracias a los cortes rectos de quienes la trabajaron anteriormente, parece una suerte de zona arqueológica mediterránea. Si prefieres puedes hacer este recorrido en bicicleta de montaña.

8. Date un chapuzón en el río Mezquites. En sus aguas templadas y cristalinas podrás nadar, esnorquelear y disfrutar de uno de los lugares más bonitos de la zona. En esta área también puedes acampar y pasar una tarde muy agradable. Cuatrociénegas Cuatrociénegas Cuatrociénegas 

9. Pasa un día entre viñedos y catas de vino en las Bodegas Ferriño y Vinos Vitali. En estos lugares puedes ver, oler, sentir y degustar la tradición vitivinícola local de más de 200 años.

10. Deleita tu paladar con un plato de cortadillo, que es carne cortada en trozos bañados en salsa. El queso con chile es otro de los manjares de Cuatro Ciénegas que tienes que probar, así como la machaca y los tacos piratas.

Secretaría de Turismo