10 Pueblos Mágicos para darte una escapada

Estos son los 10 Pueblos Mágicos para visitar en México en un fin de semana

Visitar los Pueblos Mágicos es una oportunidad para descubrir el encanto de México

Aunque ya pasaron las vacaciones de Semana Santa, siempre hay tiempo para visitar los Pueblos Mágicos en México.

Ya sea un viaje exprés o algo más planeado, en el país hay 132 Pueblos Mágicos listos para recibir a turistas y ofrecerles todo lo que ofrecen, como su gastronomía y artesanías.

Si estás en busca de algún pueblo para visitar, aquí te recomendamos los 10 más Mágicos.

1.- Xico, Veracruz
Este pueblo veracruzano se distingue por sus bellas casas coloniales, sus flores, árboles que dan frutos durante todo el año, verdes montañas y aromáticos cafetales. En Xico, cualquier motivo es suficiente para poner las ollas de mole al fuego.

Los habitantes del pueblo son bulliciosos y amigables, y con un buen motivo: viven en un pequeño pueblo cuyas calles están flanqueadas por casas coloniales.

Se rodea de un paisaje único, compuesto por montañas y haciendas cafetaleras cuyos productos han dotado de fama a la región.

2.- Bernal, Querétaro
A 59 kilómetros de la ciudad de Querétaro se erige la imponente y famosa Peña de Bernal, una formación rocosa de aproximadamente 300 metros de altura.

Este monolito enclavado en la Sierra Gorda queretana es considerado el tercer más grande del mundo, después del Peñón de Gibraltar en España y el Pan de Azúcar de Brasil. Quienes practican la escalada de roca o el montañismo encontrarán en la Peña de Bernal un paraíso terrenal.

Cada 21 de marzo, durante el equinoccio de primavera, la peña recibe a miles de turistas que buscan un encuentro con la naturaleza para recargarse de energía.

A los pies de la peña se asienta Villa de Bernal, un Pueblo Mágico de bellos portales, calles empedradas de traza irregular, mesones, restaurantes, artesanías, puestos de antojitos, museos y coloridas casas.

Banner-1280x140-IMEDI

3.- Valladolid, Yucatán
Es una de las ciudades más antiguas de la península y actualmente uno de los dos Pueblos Mágicos yucatecos. Sus calles albergan recintos históricos, casonas, museos, cómodos hotelitos, mercados, fuentes, tiendas, puestos de helados y antojitos, parques y muchos rincones por explorar.

Valladolid se encuentra justo en medio de las dos ciudades más importantes de la península de Yucatán, Mérida y Cancún.

Aquí se respira un aire apacible, propio de un poblado pequeño y sumamente rico en tradiciones.

Para hospedarte, elige uno de los hoteles que rodean la plaza central, albergados en edificios antiguos, y estarás listo para iniciar tu recorrido colonial.

4.- Santiago, Nuevo León
Escondido entre la Sierra Madre Oriental y la Sierra de la Silla, Santiago es un Pueblo Mágico que aguarda tu visita. Si bien las casas y calles del poblado son un gran atractivo, aquí hay muchas más cosas que hacer.

En el templo de Santiago Apóstol, construido en 1745, así como el Palacio Municipal, erigido en 1910, se conserva el estilo arquitectónico de los siglos XVIII y XIX.

En las calles de Santiago se respira un tranquilo aire provinciano que invita al descanso. Después de relajarte en una banca, pide una mesa en alguno de los muchos restaurantes de comida local e internacional

5.- Mazunte, Oaxaca

Debe su nombre a un cangrejo azul, muy numeroso en la zona. Es un atractivo mundial por que ofrece las condiciones ideales para practicar el surf en sus playas y por el cuidado de sus tortugas marinas.

Bañado por las cálidas y cristalinas aguas del Pacífico, se distingue por sus doradas arenas y por ofrecer una placidez privilegiada.

Uno de sus lugares más hermosos es Punta Cometa, cuyos magníficos amaneceres y puestas de sol enmarcan las ancestrales ceremonias que habitantes y visitantes recrean día con día.

6.- San Cristóbal de las Casas, Chiapas
Cuenta con una diversidad étnica y tradición colonial, que muestra sus tesoros arquitectónicos en diversas edificaciones de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Su edificación siguió un proceso similar al de otras ciudades coloniales que se crearon en el territorio novohispano. En primer término se trazó la plaza principal, a cuyo entorno se designaron los lugares que ocuparían los principales edificios.

Alrededor de su plaza se encuentran la catedral de fachada barroca al estilo centroamericano, el neoclásico palacio municipal, los portales, la iglesia de San Nicolás, con el estilo que más identifica a la arquitectura religiosa colonial de Chiapas y la casa de la Sirena con fachada de inspiración plateresca del siglo XVI.

7.- Pátzcuaro, Michoacán

No podía faltar este pueblo michoacano, en el que se conjunta la vida moderna con las tradiciones de los pueblos.

Un paseo su centro lo llevará al pasado a través de esas calles empedradas y empinadas, llenas de gente y artesanías.

​​​Pátzcuaro fue una de las primeras ciudades fundadas por los purépechas, también conocidos como tarascos, hacia el año 1300.

Las iglesias de estilo barroco y neoclásico le dan el toque distintivo a las amplias plazas, y a las casas de adobe y teja.

Una nieve de pasta, charales o corundas son la opción correcta para conocer su gastronomía.

8.- Cuatrociénegas, Coahuila
Cuatrociénegas es el Pueblo Mágico más reciente. Muchos de los que conocíamos este paraje nos preguntábamos desde hace años por qué no tenía el galardón, cuando de sobra se respira en sus callecitas polvorientas y blanqueadas por el sol toda la magia que se puede pedir.

Esta villa colonial está en medio de uno de los paisajes más espectaculares del país, a unos pasos del Área Natural Protegida de Cuatrociénegas, uno de los oasis más peculiares y hermosos del mundo.

Al adentrarte en sus rincones descubrirás pequeñas casas de puertas antiguas que esconden patios sombreados, personajes portando amplios sombreros, automóviles antiguos y bien conservados, y alguno que otro minero de grandes bigotes.​

9.- Tepoztlán, Morelos

Bendecido por una geografía que quita el aliento y un no sé qué que no deja de seducir a los visitantes, el pueblo resguardado por el Cerro del Tepozteco es tierra de misticismo, artesanías, clima inmejorable y relajación, pero sobre todo de buena vibra y energía que revitaliza.

Cuenta con oferta para el turismo de naturaleza. Disfruta del senderismo por los cerros y observa la magnífica vista del valle de Tepoztlán desde la cima de la zona arqueológica. En Amatitlán de Quetzalcóatl podrás disfrutar de varios circuitos de senderismo para admirar sus pinturas rupestres.

Otras magníficas experiencias son recorridos a caballo o en bicicleta por los alrededores del pueblo guiado por expertos locales, que además interpretan la flora y la fauna.

10.- Xilitla, San Luis Potosí
En la Huasteca Potosina, riqueza natural y surrealismo se encuentran en el Jardín de Edward James. Aventura, aroma de café y mucha tradición complementan una jornada inolvidable.

Hablar de Xilitla pone en la mente palabras como magia, arte, surrealismo y exuberancia. No sólo se trata del sitio elegido por el inglés Edward James para crear el Jardín Surrealista, único en el mundo, sino también de un Pueblo Mágico de México donde las horas transcurren entre cielos azules, aroma de café y el susurro de cascadas y ríos que caen sobre pozas frescas y transparentes.

No hay otro sitio donde la naturaleza y el hombre se llaman conjugado tan armoniosamente como Xilitla.

Por agencias 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos 10 Pueblos