Tips para ahorrar energía eléctrica en el hogar

Seis tips para ahorrar energía eléctrica en el hogar

Ya sabemos que cada vez se vuelve más importante ahorrar energía eléctrica, escuchamos el término de “eficiencia energética” debido al sobrecalentamiento global, y de paso, economizar en nuestro hogar, lo que nos permitirá ahorrar también en otras cosas e reducir la factura del recibo de luz.

Cada uno de los aparatos eléctricos que  utilizamos consume diferentes cantidades de energía, dependiendo de su eficiencia energética y de cuánto tiempo lo utilicemos. eléctrica eléctrica eléctrica 

Por ejemplo, el tostador de pan y la plancha funcionan con resistencias que convierten la electricidad en calor y consumen mucha energía; sin embargo, el tostador se utiliza sólo durante algunos minutos, mientras que la plancha se usa más tiempo y, por lo mismo, consume más energía eléctrica.

box bann cheese up

Cabe señalar que la iluminación representa la tercera parte del consumo de energía eléctrica en el hogar, otra tercera parte es la del refrigerador, y la restante es la de todos los demás aparatos eléctricos en promedio; por ello, a continuación te recomendamos cinco tips para ahorrar energía eléctrica en casa:

  1. Iluminación: Aprovecha la luz natural al máximo, durante el día evita encender focos en habitaciones iluminadas por el sol. Cambia todos los focos por unos de bajo consumo, pues consumen cuatro veces menos energía y duran hasta diez veces más, y aún así apágalos cuando no estés en la habitación.
  2.  Computadoras: Al trabajar con tu computadora e escritorio o Laptop, desconéctala por completo cuando termines de utilizarla. Si vas a hacer una pausa, cierra la laptop o apaga el monitor. Y configúralas en modo de ahorro de energía automático de todas formas.
  3.  Electrodomésticos: Desconecta todo lo que no ocupes. La televisión, estéreo, radio, la batería del celular al terminar de cargarlo, licuadoras, microondas, etc. Al final de utilizarlos, el evitar dejar estos aparatos en modo de espera, significará eliminar el “consumo fantasma en casa, que representa un 5% del consumo promedio.
  4. Refrigerador: Es importante colocarlo en un lugar con al menos 5 cms. para permitir la circulación del aire, instalarlo lejos de los rayos solares, la estufa, el calentador de agua y otras fuentes de calor. También debemos observar que la puerta cierre herméticamente y que no deje escapar el aire frío, y evitar meter alimentos calientes, pues todos éstos son hábitos que aumentan el consumo energético de este electrodoméstico.
  5. Lavadora: Hay que tratar de llenarla con la cantidad de ropa indicada como máximo, ya que si pone menos, gastaremos agua y electricidad de más, y si pone más de lo permitido, la ropa quedará mal lavada y se corre el riesgo de forzar el motor. También es importante utilizar agua fría para lavar, y usar la secadora sólo en época de lluvias, cuando la ropa no se pueda secar rápidamente al aire libre.
  6. Luces de Navidad: Aunque sea iluminación eficiente, gasta. Así que, por la noche, ya que nadie las está disfrutando, mejor apagarlas. Son varias horas de ahorro energético. Si el árbol tiene suficientes luces, se puede apagar la luz de la habitación. Si no hay nadie en una sala, hay que apagar la luz.

Si toca renovar algún electrodoméstico, como la lavadora, la nevera o el horno, no lo dudes y elige modelos de bajo consumo, porque aunque en principio puedan parecer algo más caros, a medio plazo te van a permitir ahorrar en la factura de la luz.

Además, hay algunos consejos muy sencillos de llevar a cabo que se van a traducir en un recibo algo más económico, por ejemplo:

Procura no utilizar varios electrodomésticos a la vez porque ese consumo masivo de energía supondrá un incremento en la factura de la luz que podría haberse evitado.

Aprovecha la energía residual, por ejemplo con la vitrocerámica que, una vez apagada, te ofrece unos minutos extra, con los que cocinar o calentar comida, que no debes desperdiciar.

Mantén la nevera limpia (y el congelador sin hielo o escarcha) para que con una temperatura media, entorno a los 3 ºC – 7 ºC, conserves tus alimentos en perfectas condiciones sin gastar de más.

La luz del sol es gratis
Aprovecha al máximo la luz y el calor del sol, por ejemplo, colocando un escritorio o pupitre de estudio al lado de una ventana (tendrás luz natural más tiempo y encenderás la lámpara más tarde) o renunciando a poner la secadora en un día soleado, en el que puedes tender la colada en el exterior, ahorrado, así, energía y dinero.

Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía Foto de Negocios I agencias