Clases híbridas, reto al sistema educativo

 

Una especialista recomienda que tomar clases híbridas implica una nueva forma de enseñanza con técnicas para todos los alumnos

En medio del retorno a las aulas, que no obliga a los estudiantes a asistir a las escuelas, dar clases a los alumnos de manera presencial y virtual simultáneamente implica un nuevo reto para el sistema educativo mexicano.

Vivian Cazadero, directora de diseño instruccional en educación de BEDU, una start up de educación online, planteó que esta situación implica una nueva forma de enseñanza con técnicas novedosas para que los alumnos entiendan todo lo necesario y el uso de herramientas tecnológicas gratuitas que permitan que cualquier escuela pueda aplicarlas.

Cuestionada sobre si hay riesgo de retraso en los aprendizajes de los niños que no acudirán a las escuelas, expuso que, para evitarlo, los docentes deberán poner a todo vapor su creatividad para realizar estas adaptaciones de manera eficiente, como tomar un tiempo para preparar el salón virtual, ver que se vea y escuche bien y marcar, por ejemplo, en el piso el cuadro de movilidad para que los alumnos virtuales siempre vean al docente.

Banner 1280x140 IMEDI

 

Para fomentar el aprendizaje colaborativo se pueden hacer debates, grupos de estudio, simposios, foros, mesas redondas y con estas estrategias incluir ambas modalidades, por ejemplo, en un debate, los presenciales son los participantes y los remotos fungen como los que elaboran las preguntas y el público”, ejemplificó.

La pedagoga especializada en innovación educativa explicó que existen varias metodologías educativas que pueden favorecer una modalidad híbrida de aprendizaje; sin embargo, destacó, el flipped classroom o la educación invertida en la que la instrucción directa se realiza fuera del aula y el tiempo presencial se utiliza para la creación de un ambiente dinámico e interactivo en el que el docente guía a los estudiantes en la aplicación de los conceptos.

Clases híbridas

PIDEN PLAN DE RECONSTRUCCIÓN

Ante las clases híbridas es necesario un plan de reconstrucción “ambicioso” que dure años y no semanas, para reducir la brecha educativa que generó el confinamiento derivado de la pandemia por covid-19 y que obligó al estudiantado a continuar clases a distancia, advirtió Alexandra Zapata, investigadora y experta en temas educativos, en entrevista con Pamela Cerdeira e Hiram Hurtado, para de De Pisa y Corre.

Lo más importante es hacer un plan para hacer frente al daño que ya se ocasionó. Los costos económicos para sus familias y el país podrían durar el resto de la vida laboral de esta generación”.

Subrayó que, además, no hay un plan urgente de mantenimiento y reequipamiento de las escuelas saqueadas y vandalizadas para determinar y destinar un presupuesto desde el gobierno y no que le cueste a los padres de familia.

Lo más importante es generar esos datos, ni siquiera las autoridades saben qué falta en cada una de las escuelas, por eso, regresar a clases ahorita, aunque sea poquito, es fundamental si las autoridades se ponen las pilas hacen un diagnóstico de los alumnos y las escuelas para determinar el presupuesto que se necesita”, señaló.

Agregó que es primordial reconocer que este regreso a clases no va a ser como lo conocíamos.