Puente de Piedra de San Juan Del Río cumple 311 años

El emblemático Puente de Piedra del municipio de San Juan Del Río cumple 311 años por Alberto Isaac Velazquez Salazar

Fue un día como hoy 23 de enero pero de 1711 cuando se concluyó la construcción del emblemático Puente de Piedra del municipio de San Juan Del Río, en el estado de Querétaro.

La historiografía y la crónica de San Juan del Río coinciden en la premisa que argumenta que la labor constructiva llevada a cabo durante el siglo XVI se realizó en función de optimizar la organización y la solución de problemas, propios del desarrollo urbano [1]. Puente de Piedra, Puente de Piedra, Puente de Piedra, Puente de Piedra, Puente de Piedra

En este entramado, ante la problemática suscitada a consecuencia de las crecidas del río San Juan cada temporada, la construcción de un puente beneficiaba al tránsito (principalmente el comercial) por la localidad, que era un sitio importante de paso entre el centro y el norte de la entonces Nueva España.

La investigadora María del Mar Santana apunta la existencia de un servicio de canoas para el paso de los viajeros, era administrado por la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario que estaba establecida en el Convento de Santo Domingo.

Puente de Piedra

Con la recaudación de recursos derivados del servicio de canoas, los miembros de la cofradía en conjunción con las autoridades del entonces pueblo de San Juan del Río solicitaron al Virrey de la Nueva España, Francisco Fernández de la Cueva Duque de Albuquerque y Marqués de Cuéllar, para que brindara apoyo con la construcción de un puente [2]. Aceptada la petición, el Virrey designó al arquitecto Pedro de Arrieta cómo encargado del proyecto, los trabajos comenzaron el 9 de febrero de 1710 y finalizaron el 23 de enero de 1711.

El puente está fabricado con cantera negra, propia de la localidad, cuenta con cinco arcos y tiene adosadas diversas placas que constatan la información de su construcción. Es un monumento histórico registrado en el INAH con la clave: 220160010104.

*Sobre el arquitecto Pedro de Arrieta, se sabe que fue nombrado maestro mayor de las obras de la fábrica de la Santa Iglesia Catedral Metropolitana; se hizo cargo de la conclusión de las Casas Reales de México, sustituyendo a Antonio Roa; intervino en la planificación de la Imperial Ciudad de México, aproximadamente en el año 1737 [3].

El puente no tiene un nombre oficial, a lo largo de su existencia ha ostentado distintas denominaciones.

Puente de Piedra

El monumento es designado como “Puente de piedra”, evidentemente por el material del cual está hecho; en algún periodo fue conocido como “Puente Nacional” debido a que la actual avenida Juárez, que hasta el pasado año 2020 pasaba por encima del puente, llevó por nombre Calle Nacional; también se le ubicó como “Puente de la Venta”, llamado así por el mesón de La Venta situado en terrenos cercanos al puente; finalmente, el nombre que se ha usado y consolidado dentro de la memoria social sanjuanense contemporánea es “Puente de la historia”.

Este mote fue adquirido con motivo del 450 aniversario de la fundación de la ciudad, el puente fue empleado como imagen representativa de tal conmemoración y se complementó con la frase «San Juan del Río puente de la historia» acuñada por iniciativa del entonces secretario de H. Ayuntamiento Lic. Felipe Muñoz Gutiérrez (1981).

Nuestra generación es testigo de un acontecimiento relevante, pues, el tránsito tricentenario llevado a cabo sobre el puente fue cambiado de curso, liberándolo así de la función por la que fue creado. Se construyeron dos puentes aledaños al monumento histórico: uno de metal para uso peatonal, que será retirado porque el “Puente de la historia” adquirió esa función; otro hecho con materiales contemporáneos y para sostener la vialidad automovilística.

Puente de Piedra

De esta manera la permanencia del puente se preserva al evitar que continúe el desgaste generado por el cotidiano paso de los vehículos, aunque tuvo que sacrificarse la estética del contexto del puente y del río San Juan.

¡Valdrá la pena!

Los sanjuanenses de antaño hicieron el puente con el objetivo de mejorar las condiciones de vida propias de su época, sin embargo, también consideraron el beneficio de su prójimo, el beneficio de sus descendientes. Por lo tanto, no ha sido, necesariamente, cuestión de responsabilidad sino de gratitud conservar nuestros monumentos.

Una nota más, en el año 2021 se suscitaron torrenciales lluvias lo que ocasionó que el río San Juan tuviera una importante crecida, esta situación obsequió una imagen que nos hace imaginar acerca de la extinta gran corriente hídrica de nuestro río, tuvimos la oportunidad de ver el puente rodeado de agua, posiblemente así fue en sus primeros años de existencia.

 

BIBLIOGRAFÍA

[1] Santana, M. & Sáenz, U., (2016), Se erige San juan del Río. En: “San Juan del Río. 500 años”, (pp. 54-89), México: UAQ.
[2] Santana, M., (2011), “Sitios históricos y monumentos antiguos del municipio de San Juan del Río. Un acercamiento a los documentos del Archivo Histórico Municipal”, México: SEP. Pp. 87-91.
[3] Ayala R. (2006), “San Juan del Río, Geografía e Historia”, México: Gobierno del Estado de Querétaro – Presidencia Municipal de San Juan del Río. Pp. 73-76.
ARCHIVO FOTOGRÁFICO AIVS

*Diversas vistas y momentos del PUENTE DE PIEDRA.

 

Con información e imágenes de Alberto Isaac Velazquez Salazar