Dinamarca declaró emergencia energética

Dinamarca declaró emergencia energética luego de confirmar tres fugas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2

La Dirección General de Energía de Dinamarca declaró este martes la emergencia en los sectores eléctrico y gasístico tras detectarse en las últimas horas tres fugas en los gasoductos rusos Nord Stream 1 y 2.

El Ministerio alemán de Economía informó también de una caída en la presión en el primer conducto luego de que se reportara el escape en aguas del mar Báltico.

“La rotura de las tuberías ocurre rara vez, por eso vemos motivo para aumentar el nivel de emergencia como resultado de los hechos ocurridos el último día. Queremos asegurar la vigilancia minuciosa de la infraestructura crítica para reforzar la seguridad de suministro”, consta en un comunicado.

El anuncio supone la subida al nivel naranja, el segundo más alto en una escala de cinco, lo que implica que se comunicarán “medidas concretas” que las empresas de los sectores gasístico y eléctrico deben implementar “para aumentar la seguridad de, por ejemplo, plantas, edificios e instalaciones”.

Las autoridades danesas informaron inicialmente de una fuga en el Nord Stream 2 en aguas danesas en el Báltico y, posteriormente, de otras dos en el Nord Stream 1, una en aguas de este país nórdico y otra en las de la vecina Suecia, cerca de la isla de Bornholm.

Banner-1280x200-Total

Ambos gasoductos están fuera de servicio: el Nord Stream 1 lleva detenido semanas tras alegar Rusia una fuga de aceite en la única estación compresora rusa que aún operaba; el otro nunca estuvo en funcionamiento, al suspender Alemania el proceso de aprobación poco antes de la intervención militar rusa en Ucrania.

La Marina danesa ha decretado una orden que prohíbe la navegación en un radio de nueve kilómetros alrededor de las zonas de las fugas y, los vuelos, en un área de un kilómetro.

“No se estima que pueda haber consecuencias para la seguridad o la salud fuera de las zonas prohibidas. Eso también rige para los habitantes de Bornholm y de Christiansø (islas danesas bálticas”, advirtió la Dirección General de Energía.

Según este organismo, es “demasiado pronto” para decir algo sobre las causas de las fugas.

Dinamarca aseguró que las fugas en el gasoducto Nord Stream fueron “acciones deliberadas”

“Es algo inusual y me gustaría decir que nosotros, como parte del Gobierno y las autoridades, nos lo tomamos muy en serio”, señaló la primera ministra danesa Mette Frederiksen.

“La clara valoración de las autoridades es que se trata de un acto intencionado y no de un accidente”, dijo en rueda de prensa Frederiksen, que habló de hechos “graves”, aunque no quiso especular sobre el motivo ni sobre quién puede estar detrás.

El Gobierno danés mencionó que la profundidad a la que están situados los gasoductos, el carácter de las fugas y las mediciones realizadas por los servicios sísmicos danés y sueco, que detectaron explosiones cerca de donde se produjeron aquellas, permiten descartar la posibilidad de que sea un accidente.

Dinamarca

“Se trata de unos agujeros tan grandes que no puede haber sido un accidente”, dijo en la misma comparecencia el ministro de Energía, Dan Jørgensen, que añadió que el tipo de temblores detectados no se corresponde con un terremoto, sino con una explosión.

“Es absolutamente inusual que se produzcan tres fugas en gasoductos distintos al mismo tiempo”, afirmó Frederiksen, a quien las informaciones sobre las fugas sorprendieron en la inauguración de un tramo del gasoducto báltico que llevará a gas noruego a Polonia, a través de Dinamarca.

El Servicio Sísmico Nacional Sueco, por su parte, informó de que se habían detectado dos explosiones submarinas en la zona de las fugas, ocurridas poco antes de que aparecieran esos escapes inusuales.

Desde Alemania, el ministro de Economía, Robert Habeck, rehuyó hacer conjeturas sobre las causas, que están siendo investigadas, y garantizó asimismo que las fugas no tendrán efecto alguno sobre el suministro en su país, ya que de hecho los dos gasoductos están fuera de servicio.

La Marina danesa ha decretado una orden que prohíbe la navegación en un radio de nueve kilómetros alrededor de las zonas de las fugas y, los vuelos, en un área de un kilómetro.

Nord Stream AG, la gestora de la infraestructura con sede en Suiza, había confirmado también este martes una “caída de la presión” en ambos hilos del Nord Stream 1, después de haberse detectado un problema similar en el otro gasoducto.

“Las autoridades y el Gobierno siguen la situación con detenimiento y mantendrán informada de forma continua a la población”, dijo a la agencia Ritzau el ministro de Energía danés, Dan Jørgensen.

IMPACTO EN ALEMANIA

El gasoducto Nord Stream 1 que lleva gas de Rusia a Europa ha registrado una caída de presión, horas después de que se reportara un derrame en el gasoducto Nord Stream 2 en el Mar Báltico cerca de Dinamarca, según el Ministerio alemán de Economía.

“Estamos investigando el incidente también, junto con las autoridades implicadas y la Agencia Federal de Redes”, indicó el Ministerio en un comunicado el lunes por la noche. “En este momento no conocemos el motivo para la pérdida de presión”.

Informaciones procedentes de círculos de seguridad en Alemania sostienen que hay muchos indicios que apuntan a que los gasoductos fueron dañados deliberadamente, según fuentes coincidentes citadas por el diario Der Tagesspiegel y el semanario Der Spiegel.

“Nuestra imaginación ya no puede concebir un escenario que no sea un ataque dirigido”, citan esos medios, remitiéndose a una fuente anónima de círculos del gobierno y de las autoridades federales.

De Berlín había partido ya la primera sospecha, el lunes, al comunicar el Ministerio de Economía que se había revelado una “caída de presión” inusual, como luego confirmó la operadora de los dos gasoductos Nord Stream en Suiza.

Con información de EFE y AP REUTERS/Hannibal Hanschke/File Photo Dinamarca Dinamarca Dinamarca Dinamarca Dinamarca