AMLO: profesional mapache electoral

AMLO: profesional mapache electoral, Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

La conferencia mañanera sirvió, de nueva cuenta, para que el presidente de la República la volviera hacer de “mapache electoral”, frente a las cámaras de televisión y los medios de comunicación, reiterando su ilegal accionar haciendo propaganda gubernamental a pesar de haber sido reprendido por el INE. 30 violaciones a las normas electorales lo hacen un profesional en el arte de la “mapachería electoral”.

Además de no cumplir con la Constitución, reiteró sus ofensas a quienes no piensan como él. Conminó a realizar la jornada electoral en paz, cuando él es el principal instigador a la violencia. Insiste en no hacer uso de los fondos públicos en las campañas, cuando es el mismo presidente quien lo ha venido haciendo durante los dos años 6 meses de su gobierno, abusando durante el proceso electoral que iniciara en septiembre pasado. Perversidad que aumentó en tiempos de campaña, desde abril 4 ¡AMLO carece de calidad moral para exhortar a los mexicanos a portarse bien!

El muy cínico inició su conferencia pidiendo a los corresponsables de los medios de comunicación, que no le preguntaran sobre temas electorales. Pretende ignorar que el sentido de los artículos 41 y 134 constitucional, van más allá: prohíben la propaganda gubernamental. Dice el párrafo octavo del artículo 134: “La propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los organismos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro entre los tres órdenes de gobierno, deberán tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social. En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público”.

Banner 1280x140

Por su parte, el párrafo segundo del Apartado C, del artículo 41 de la misma Constitución reza lo siguiente: “Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales, como de las entidades federativas, así como de los Municipios, de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior, serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia”.

Dentro del Apartado D del citado artículo, se prevén las medidas cautelares que podrán imponerse a los infractores, tal es el caso de AMLO: “… suspender o cancelar de manera inmediata las transmisiones en radio y televisión…”.

¿Acaso le resulta incomprensible a AMLO la redacción de las disposiciones constitucionales prohibitivas? Por eso estimo que el presidente de la República, literalmente es un “mapache electoral”.

Ha violentado la norma cuantas veces ha querido. Lo exhortan a portarse bien y se queja, grita desde el púlpito que le prohíben el ejercicio de su libertad de expresión. Argumenta toda clase de pretextos para incumplir con sus obligaciones.

Ha sido el “candidato sin candidatura” que utiliza todos los recursos públicos a su alcance para continuar promoviendo su movimiento durante todo el proceso electoral; utilizando los medios de comunicación ha hecho propaganda en favor de los candidatos de su partido y se ha quejado cuando la autoridad electoral resuelve “en su contra”, califica al INE y al TEPJF de antidemocráticos, ofende a sus opositores, incluso argumenta sin razón alguna que la ONG, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, es financiada desde el extranjero, para “atacarlo” y usar esos recursos para hacer política, lo que, según su tergiversado cerebro, constituye “traición a la patria”.

Esta semana debió de guardar silencio sepulcral. Pero no, continúa con la reyerta en contra de sus opositores, sigue en campaña desde la titularidad del Poder Ejecutivo ¡El pelmazo de AMLO no entiende! Es molesto, violento e insidioso. Tal vez, pensando de buena fe, es un consagrado neófito en la interpretación de la ley. Pero, en política no existe la buena fe ¡AMLO demostró ser el mayor mapache electoral de la historia!

Así es como, a la par, el presidente y su bancada en la Cámara de Diputados, han venido destruyendo las instituciones democráticas que permiten controlar, contener el abuso de poder.

A López Obrador le estorban las instituciones democráticas. Pretende ir por más, reforzar, ampliar su poder, en caso de lograr nuevamente la mayoría en la LXV Legislatura federal.

Está en manos del electorado lograr el control entre los mismos Poderes Públicos, eliminando la mayoría en la Cámara de Diputados, que le ha permitido los excesos ¡No votar por Morena, es un voto democrático por México!

 

 

cancelaciones

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.