Antes de morir dejó un regalo para su nieta

El regalo de un abuelo a su nieta que ha emocionado Twitter: «Lo dejó escondido antes de morirse»

El hombre dejó un regalo a su nieta para que se lo entregasen después de fallecer. La historia se ha viralizado en redes rápidamente.

El regalo de un abuelo a su nieta tras fallecer que ha emocionado a los internautas.

Twitter puede ser una caja de sorpresas y, la emotiva historia de una usuaria, ha conmocionado las redes, por lo que en cuestión de horas, se había viralizado en España, alcanzando los 15,8 mil retuits, y más de 247.000 ‘me gusta’.

Cris Simó, que así se llama la protagonista, tenía una relación muy especial con Juan, su abuelo, y ha querido compartirla y que no se quedase en el olvido. En su cumpleaños, su abuelo ya fallecido dejó un regalo para ella: «Lo compró y lo dejó escondido antes de morirse. Y hoy me lo han dado. El mejor», cuenta.

«Mi abuelo me ha regalado un libro por mi cumple todos los años desde que sé leer. Hoy hemos celebrado mi primer cumple sin él», comienza a contar, «y lo que menos me esperaba era recibir el último libro que le pedí». El libro en cuestión era ‘Amapolas en octubre‘, de Laura Riñón.

CheesUp

Pero para entender cómo se había fraguado esta relación abuelo-nieta, Cris Simó quiso poner en contesto a los espectadores.

«A mi abuelos los libros le salvaron la vida»

«Mi abuelo nació en Alcoy en 1932. Su padre, Rafael, era profesor en su propia academia, la Academia Simó. Esto es importante porque marcó la vida de mi abuelo. Desde pequeño pudo estudiar, leer, instruirse. No se puede entender el carácter de mi abuelo sin tener esto en cuenta».

nieta

«Tras la guerra, mi bisabuelo temía que los ciudadanos tomasen medidas contra él, ya que en ningún bando estaba bien mirado. En el nacional, por haber recibido apoyo del comité republicano, y en el republicano por tener ayuda de la Falange. Así que decidió que lo mejor era», indica.

«Mi abuelo estaba casi siempre solo y prácticamente no tenía amigos. Podría haberse convertido en una persona retraída, reservada o resentida. Pero todo lo contrario. Mi abuelo hizo de los libros sus mejores amigos. Antes de cumplir diez años ya leía los grandes clásicos«, explica más adelante. «A mi abuelo los libros le salvaron la vida. Y gracias a esto se convirtió en la persona más culta que he conocido. Era una biblioteca andante», asegura también.

La historia recibió un aluvión de emotivos mensajes. «Las personas que hemos tenido abuelos con historias tan únicas somos afortunadas», decía una usuaria.

«La primera vez que le vi llorar fue en su cumple hace muchos años. Le regalaron tres libros que le faltaban de una colección descatalogada muy difícil de encontrar, y nada más quitar el envoltorio se puso a llorar. Ojalá todos viviésemos con esa intensidad, con esa alegría», destaca.

Por Antena tres Ángela Suárez Fernández foto agencias