Cómo cargar más rápido tu teléfono

Consejos útiles para cargar más rápido tu teléfono

Qué bonito está nuestro nuevo teléfono, es el modelo más reciente y el que todos quieren, por fin podré presumirlo con mis amigos y familiares, pero… la batería no creo que me dure todo el día o peor aún, ¿Dónde lo podré cargar?, ¿Cuánto tiempo necesitaré cargarlo para que no se me apague en cualquier momento? Estas son las preguntas que nos abordan cuando estamos por quedarnos sin batería, pila o carga, como le quieran llamar. Pare de sufrir y lea los consejos que tenemos para usted.

Los 5 consejos para cargar de volada tu teléfono inteligente

1.- Si lo cargas en modo avión se cargará en la mitad del tiempo normal.

Uno de los principales gastos de energía en un teléfono es estar permanentemente emitiendo y recibiendo señales. Si estás preparándote para ir al trabajo, a clase, o salir y tienes poca batería: ponlo a cargar y activa el modo avión. Disminuirá el drenaje de energía de forma considerable y te permite rápidamente conseguir un poco de energía más.

box bann cheese up

2.- Utiliza el cargador original, pues este fue diseñado para alimentar la batería de tu teléfono además de que evitarás alguna sobrecarga de energía con un cargador “similar”.

A veces el cargador que tenemos es bueno, pero el teléfono carga muy lento. En ese caso la culpa es del cable, porque aunque pensemos que todos los cables son iguales, no es así. Hay cables que no se conforman con el estándar AWG, y ofrecen hilos de cobre más finos que ofrecen más resistencia.

Para saber qué tipo de cable tienes, mira la caja de compra, verás unas cifras que indican 28 AWG, o 24 AWG o incluso 20 AWG. Cuanto más alto sea el número, más lento cargará, pues será más fino el grosor del cable.

3.- Conéctalo a la toma corriente, no lo cargues a través del puerto usb de la computadora, tardará años en cargar.

Los puertos USB tradicionales envían mucho menos energía. Aunque envían también un voltaje de 5 voltios, la potencia es mucho menor. Sólo envía hasta 0.5 amperios un USB 2.0 (2.5 vatios), y hasta 0.9 amperios un USB 3.0 (4.5 vatios), seguramente cifras muy inferiores a las que tenemos en nuestros adaptadores de pared.

4.- Cárgalo en algún lugar fresco pues las temperaturas altas debilitan  la batería.

Si tu teléfono se calienta cuando lo cargas con el “case”  intenta retirarla antes de ponerlo a cargar. Los expertos y compañías de teléfonos móviles recomiendan mantenerlo a una temperatura lo más cercana a 22º C.

5.- Y aunque parezca la más obvia, no utilices el celular mientras lo estás cargando.

Y así es como nunca sufrirás por no tener la batería necesaria en tu teléfono para comunicarte con todos tus contactos y también para trabajar. Además se recomiendo cargarlo en modo avión.

Agencias