6 fantasías sexuales de las que nadie habla

Cumplir las fantasías sexuales de tu pareja es la mejor alternativa para salir de la rutina y mejorar su vida sexual.

De acuerdo a estudios realizados, más de 10,000 mil personas tanto hombres como mujeres tienen cinco fantasías sexuales comunes.

  1. Observa: Según este estudio, 80% de las mujeres desean tocarse mientras tú la observas. Esto la hace sentir sexy y deseada. Mientras ella se toca y une a su placer un juguete sexual; toma su mano y colócala bajo la suya. Llévala a su clítoris. Anímala a que continúe hasta que tenga un orgasmo. No te limites en llevarla al clímax haciendo a un lado su lencería, usando un consolador.
  2. Domínala: 74% de ellas, desea que le des nalgadas. La sociedad incita a la mujer a que se vea empoderada, sin embargo, a la hora del placer, déjate llevar por el deseo. Puedes jalarle el cabello suavemente o amarrarla suavemente a un arnés.
  3. Sexo público: 64% de ellas desea hacerlo en público. La adrenalina incrementa la excitación y la respuesta sexual, para no ser descubiertos. Puedes hacerlo en tu departamento mientras dejas las cortinas abiertas.
  4. Ser actriz porno: 40% desea hacer un video casero porno. Las mujeres llegan al orgasmo dos minutos después de ver una película erótica. Invítala a ver tu colección de pornografías y poco a poco dedúcela.
  5. Trío: 25% admitió querer hacer un trío. Pensar en una doble estimulación a ella le excita en demasía. Si no tienes la mente abierta para hacer algo así, puedes recurrir a los juguetes sexuales. Si no tienes prejuicio alguno, puedes invitar a un amigo e incluso a un desconocido.
  6. Sexo virtual: La mitad de la parejas admite tener la fantasía de hacer una video llamada erótica con su pareja. No te limites, mientras te observa a través de la pantalla puedes invitar un vibrador clásico, mientras él ve cómo llegas al orgasmo. Y tu hombre puede echar mano de un masturbador masculino. ¡Echa a volar tu imaginación!

Los juegos eróticos acompañados con algún objeto, gel o lencería sexi, con placenteros y un gran aliciente para cualquier relación. Son sanos y forman parte de la sexualidad. Además, favorecen aspectos como el deseo o la excitación sexual, por lo que son un indicador de una buena salud sexual.

Así, encontraron que los “deseos prohibidos” de mujeres y hombres son estos:

MUJERES

1. Sexo con un desconocido.

2. Sexo con otra mujer.

3. Hacer un trío.

4. Tener un orgasmo a través del sexo oral.

5. Tener sexo romántico con un hombre insensible que se enamora sólo de ella.

6. Sexo dominante, apasionado y forzado sin ser violento.

7. Que ella sea irresistiblemente sensual y erótica.

8. Trabajar como stripper, prostituta o pertenecer a un harem.

HOMBRES

1. Sexo con una desconocida.

2. Que ella sienta placer al realizar sexo oral, más allá de dar placer.

3. Sexo con dos o más mujeres.

4. Exhibicionismo y voyerismo, ser mirado y mirar cuando se tiene relaciones.

5. Que ellas se masturben para ellos.

6. Sexo anal.

7. Cambiar roles de esclavitud y sadomasoquismo.

8. Dominio y experticia, alejado de todo concepto de sometimiento, más bien cercano a la idea de experto.

9. Sexo con otro hombre, no bajo una mirada homosexual, sólo por experimentar.

10. Sexo con alguien que no sea su pareja.

¿Sorprendido? Aún en pleno siglo XXI, existen tabúes sobre la sexualidad femenina y los juguetes sexuales, sin embargo, está comprobado que también disfrutan del placer y que como cualquier ser humano tienen fantasías sexuales que les gustaría cumplir con su pareja.