Día Mundial de la EPOC

SESA se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

La Secretaría de Salud (SESA) del estado de Querétaro se une a la conmemoración del Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), llevada a cabo cada tercer miércoles del mes de noviembre. El tema de 2022 es «Tus pulmones para la vida», el cual tiene como objetivo resaltar la importancia de la salud pulmonar de por vida.

La EPOC es una serie de padecimientos que en conjunto limitan en gran medida el flujo de aire a los pulmones. Algunas de las enfermedades que se suman a este cuadro son: bronquitis crónicas y enfisema.

EPOC

La enfermedad tiene asociación con la exposición a factores de riesgo como: tabaquismo; contaminación del aire en locales cerrados (por ejemplo, a causa del combustible de biomasa usado para cocinar y como medio de calefacción); contaminación del aire exterior; polvos y productos químicos (vapores, sustancias irritantes y gases) en el medio laboral.

Los síntomas más comunes son: la disnea o falta de aliento, una excesiva producción de esputo y una tos crónica. A medida que la enfermedad progresa pueden hacerse muy difíciles actividades cotidianas como subir unos cuantos escalones. Sin embargo, la EPOC no es solo la “tos del fumador», sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que conduce de forma progresiva a la muerte.

EPOC

Para realizar el diagnóstico de este padecimiento se realiza una prueba, llamada espirometría, que mide la cantidad y la velocidad del aire inspirado y espirado. La EPOC no se cura y es esencial dejar de fumar para prevenir la progresión de la enfermedad. Existen varios tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas y a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Por ejemplo, los medicamentos broncodilatadores pueden mejorar la disnea.

En el estado de Querétaro, en el año 2021 se registraron 232 defunciones por EPOC y de enero a octubre de este año 160.

En los 198 Centros de Salud del estado de Querétaro se fortalecen acciones para prevenir esta enfermedad, con énfasis en la importancia de dejar de fumar, ya que esta práctica es la causa principal. También, es importante tratar de evitar los irritantes pulmonares que puedan contribuir a la EPOC, como el humo producido por personas que fuman, el aire contaminado, los vapores químicos y el polvo.