Fiscalizables todas las cuentas bancarias

No, no existen las cuentas bancarias “no fiscalizables”. El SAT puede revisar la información de cualquier cuenta bancaria.

Algunos contribuyentes creen que pueden tener cuentas bancarias no fiscalizables. En ellas, idealmente, guardarían los ingresos de operaciones que no planean reportar al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Sin embargo, el fisco no hace distinción en las cuentas bancarias. Es decir, para el SAT, no existe el secreto bancario, por lo que todas las cuentas pueden ser revisadas y fiscalizadas.

¿Qué sabe el fisco de tus cuentas? iscalizables

De acuerdo con el contador Mario Beltrán, director del Instituto de Capacitación y Estudios Fiscales, el SAT puede conocer las operaciones bancarias de todos los contribuyentes.

Puede saber cuántas cuentas bancarias tiene un contribuyente, los saldos y los movimientos que se han realizado. Esto le permite a la autoridad revisar la información de las cuentas bancarias, para saber si los gastos del contribuyente corresponden a los ingresos que declaró.

fiscalizables

Además, pueden solicitar más información. El artículo 32-B, del Código Fiscal de la Federación (CFF), establece que las entidades financieras y sociedades cooperativas de ahorro y préstamo tendrán las obligaciones siguientes:

Proporcionar directamente o por conducto de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro o de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, según corresponda.

Además la información de las cuentas, los depósitos, servicios, fideicomisos, créditos o préstamos otorgados a personas físicas y morales, o cualquier tipo de operaciones, en los términos que soliciten las autoridades fiscales a través del mismo conducto.

El SAT presume que todos los depósitos son ingresos

Otro aspecto importante es que las autoridades fiscales pueden presumir, salvo prueba en contrario, que los depósitos en la cuenta bancaria del contribuyente que no correspondan a registros de su contabilidad, son ingresos por los que se deben pagar contribuciones.

Si el fisco detecta depósitos no declarados, puede proceder al cobro de ISR; además, puede cobrar recargos, actualizaciones y multas.

Con información de Forbes Diego Coto foto agencias