Constructora tabasqueña, nuevo caso de corrupción

 

Sin antecedentes en dicha actividad, e inclusive, sin que los servicios de limpieza estén contemplados en su objeto social, una constructora tabasqueña, obtuvo contratos gracias a que la SHCP la aceptó como proveedora desde el año pasado.

Una empresa tabasqueña cuya razón social fue escriturada en la notaría del hoy secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, se ha convertido en la reina de los contratos de limpieza del gobierno federal. tabasqueña, tabasqueña, tabasqueña, tabasqueña

Sin antecedentes en dicha actividad, e inclusive, sin que los servicios de limpieza estén contemplados en su objeto social, la empresa Industria de la Construcción y Proyecto Vial, obtuvo contratos gracias a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la aceptó como proveedora desde el año pasado.

La empresa fue fundada en 2008, por María Magdalena García Domínguez, originaria de Villahermosa, y Gildardo Arias Rodríguez, originario de Macuspana y, pese a su ubicación geográfica y giro en la construcción, desde 2019 suma contratos por 81 millones de pesos.

Entre los contratos obtenidos, destaca la adjudicación para el servicio de limpieza en la Presidencia de la República, es decir, en Palacio Nacional.

Fue en 2019, cuando la firma tabasqueña inició los contratos para servicio de limpieza, empezando por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), con un contrato por 14 millones de pesos.

Siguió en 2020, con una serie de contratos con los institutos nacionales de Pesca (Inapesca), para los Adultos Mayores (Inapam), de Migración (INAMI), para Devolverle al Pueblo lo Robado (INDEP), Mexicano del Petróleo (IMPI), así como en las entidades, Diconsa, Servicio Geológico Mexicano (SGM), la Agencia Espacial Mexicana y la Coordinación Nacional de Becas del Bienestar “Benito Juárez”, que en conjunto le han otorgado contratos por unos 12.7 millones de pesos.

Ya en 2021, la empresa mencionada obtuvo una adjudicación para hacerse cargo de la limpieza en la Presidencia de la República.

Pero hasta ahora, su cliente principal ha sido la secretaría de Gobernación, con un solo contrato por 33.1 millones de pesos.

En febrero de 2021, la SHCP había emitido la convocatoria a un contrato marco, para anotar a las posibles proveedoras del servicio de limpieza en oficinas federales cuya aprobación dependía de la revisión de especificaciones técnicas, calidad y alcances generales.

Industria de la Construcción y Proyecto Vial, logró aprobar la revisión de Hacienda, aunque ni siquiera su acta constitutiva acredita el servicio de limpieza de inmuebles como objeto social que consiste, principalmente, en actividades relacionadas con la construcción y los servicios inmobiliarios.

El contrato con la secretaría de Gobernación destaca por ser el más alto de los obtenidos por la firma tabasqueña. La dependencia está a punto de renovar dicho contrato, mediante un concurso que decidirá en los próximos días. (Compra IA-004000998-E4-2022)

El proceso de selección de la nueva empresa, sin embargo, registra ya un aspecto llamativo y es que, el contrato marco emitido por Hacienda, no contemplaba lo que ahora exige la Secretaria de Gobernación: demostrar la propiedad de un camión recolector de basura, requisito este impuesto de último momento que las empresas competidoras no poseen.

Todo lo anterior deja claro que al interior de la cuarta transformación a la corrupción se le disfraza de muchas maneras y se le niega a todas voces, pero corrupción siempre será corrupción.

 

Con información de Proceso.