Piden a régimen cubano respetar derecho a la protesta

Ante oídos sordos, ONU y EEUU piden a régimen cubano respeto al derecho a la protesta

Ambos reclaman la liberación inmediata de todos los presos políticos y que tengan acceso a los abogados de su elección.

Un día después de que los cubanos vieron frustradas sus aspiraciones de manifestar en las calles para mantener vivas las acciones que se iniciaron en julio por un cambio político, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y EEUU formulan algunos señalamientos al régimen que conduce Miguel Díaz-Canel. Y entre ellos, principalmente por reprimir los derechos a la reunión y la protesta pacíficas.

La agencia de noticias española EFE recoge las más recientes declaraciones de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos. Su portavoz, Elizabeth Throsell, afirmó en rueda de prensa que todos los detenidos por intentar ejercer estos derechos en cualquier Estado “deben ser rápidamente liberados” y tener acceso a abogados de su elección.

Añadió además que debe garantizarse la aplicación del habeas corpus en estas detenciones. Y que los detenidos puedan comunicarse con sus familiares.

Para este lunes 15 de noviembre los opositores del régimen castrista programaron realizar algunos actos públicos de protestas. Pese a que las autoridades de La Habana advirtieron sobre su prohibición el Gobierno de la isla ya había advertido que estaban prohibidas y amenazar con practicar detenciones y arrestos.

Banner Raúl 1280x200 samper

Protesta sofocada
En respuesta a las amenazas, la Plataforma Archipiélago, una de las organizaciones convocantes de la manifestación, manifestó: “El 15 de noviembre nuestra decisión personal será marchar cívica y pacíficamente por nuestros derechos”.

Conforme a las informaciones difundidas tanto por los medios de comunicación locales como extranjeros, y a través de las redes sociales, el gobierno cumplió con sus intenciones de sofocar casi por completo la protesta.

Las vías de la capital aparecían especialmente calmadas sobre las 15.00 horas (20.00 GMT). Cuando se suponía que debía arrancar la marcha cívica del 15N en busca de un cambio político que convocó el colectivo Archipiélago y no autorizó el Gobierno.

La presencia policial en las calles del centro capitalino fue mayor de la habitual y en parques y esquinas vigilaban apostados agentes de la seguridad del Estado trajeados como civiles.

ONU y EEUU en sintonía
De su lado el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, emitió casi en paralelo una declaración de la Casa Blanca.

Entre otros señalamientos asegura que con antelación las manifestaciones pacíficas, el régimen cubano implementó un amplio repertorio de penas de prisión severas. Así como detenciones esporádicas, tácticas intimidatorias y actos de repudio. En un intento de silenciar la voz del pueblo cubano que clama por un cambio. protesta 

Añade: “A través de sus acciones, el régimen cubano desconoció los derechos civiles y políticos que se enumeran en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Y los tratados internacionales de derechos humanos que ratificó Cuba.

Incluido el derecho de reunión y asociación pacíficos, el derecho de libertad de opinión y expresión. Y el derecho a no sufrir arresto y detención arbitraria o exilio. Es innegable la represión feroz que desplegó el régimen en respuesta a los acontecimientos del 11 de julio, que el mundo entero pudo observar en tiempo real.

El documento además señala que Washington tiene la determinación de apoyar la voluntad del pueblo cubano. En su esfuerzo por promover el cambio democrático como movimiento social inclusivo y amplio.

“Instamos al régimen cubano a que se abstenga de aplicar la violencia contra manifestantes pacíficos. Y a que disponga la liberación inmediata de todos aquellos que han sido detenidos injustamente. Asimismo, alentamos a la comunidad internacional a que manifieste su apoyo al pueblo cubano”, puntualiza.

Sin razones ni respuestas de régimen de Cuba

En un comunicado de la agencia EFE declaró que por vez primera el régimen le expresa que no puede ejercer sus labores informativas en la isla comunista. El incidente ocurre poco antes de iniciarse una jornada de protestas multitudinaria convocadas por la oposición. Y entre ellos por el grupo denominado Archipiélago, liderado por el dramaturgo Yunior Sánchez Aguilera, actualmente confinado en el interior de su vivienda en La Habana.

Efe también reveló que no tiene conocimiento sobre si la suspensión de las credenciales de periodistas tiene carácter permanente o temporal.

En julio pasado en Cuba se arrestaron a cientos de personas. A estas se les abrieron procedimientos judiciales tras la represión policial de un conjunto de protestas de calle como nunca se han visto en la isla.

Fuentes: EFE / White House