Mexicano es víctima de un crimen de odio en Nueva York

Un mexicano identificado como Jesús Cortés sufrió fractura de cráneo tras ser víctima de un crimen de odio en Nueva York; el agresor fue detenido y él está en coma.

Para nadie es nuevo que en los Estados Unidos existen miles de personas afectadas mentalmente, de las cuales muchas solo sobreviven buscando una víctima sobre la cual desahogar su frustración, sin ningún motivo ni causa aparente, son inadaptados sociales de los cuales se publica diariamente, tristemente una sociedad que se está descomponiendo a pasos agigantados.

Las cámaras de seguridad públicas de Estados Unidos captaron el brutal crimen de odio del cual, el mexicano Jesús Cortés, fue víctima. Como consecuencia de lo ocurrido, el hombre de 51 años de edad, sufrió fractura de cráneo y se encuentra muy grave y en estado de coma en un hospital de Nueva York.

Banner-1280x200-Total

El agresor fue detenido casi enseguida, pues su rostro también fue captado por las cámaras, por lo que se montó un operativo que permitió dar con su paradero ya que se presume, la agresión tuvo lugar sin ningún conflicto previo, por lo que la víctima fue sorprendida por un letal puñetazo en la cabeza que lo dejó en ese estado.

Recordemos que Estados Unidos ha alcanzado niveles muy altos de crímenes de odio, dejando múltiples víctimas y delitos sin perseguir por parte de las autoridades.

Medios locales señalaron que la cámara de seguridad captó el momento en el que Bui Van Phu, de 55 años de edad, se acercó al mexicano víctima del crimen de odio y lo golpeó inesperadamente. Su identidad quedó plenamente evidenciada pues la calidad de las imágenes dejó ver lo que sucedió.

Víctima
Bui Van Phu, el agresor del ciudadano mexicano

En un principio el sujeto fue acusado de intento de asesinato y posteriormente los cargos fueron rebajados a otros menos graves, como agresión y acoso, por lo que salió en libertad sin necesidad de pagar una fianza.

Ante la indignación que se desató por la agresión al mexicano, la gobernadora de Nueva York en donde sucedió todo, tomó cartas en el asunto y ordenó al Departamento de Correcciones para que se revisara el caso y se llegó a la conclusión de que Phu, el agresor, infringió las premisas para su libertad y fue entonces que lo detuvieron de nuevo.

Por su parte, la Fiscalía de El Bronx, en donde sucedió todo, emitió una breve declaración y señaló que sigue investigando el crimen para evaluar si “se elevan los cargos”, en contra del sujeto.

 

Familia del mexicano no fue notificada del ataque

Luego de que Jesús no regresara a casa, su familia comenzó a buscarlo y fue entonces que lo hallaron en un hospital; ya estaba en coma. Los médicos refieren que tiene fractura de cráneo.

“Esa clase de personas no debería estar en las calles… Me siento impotente, enojada y triste, porque esa persona no sabe el daño que hizo a toda la familia”, dijo su hermana.

Se sabe que el agresor estuvo preso de 1995 a 2001 luego de ser hallado culpable de abuso sexual contra una adolescente. Vive en un refugio llamado HELP USA, ubicado a cuatro cuadras de donde cometió el crimen de odio contra Jesús.

 

 

Con información e imágenes de Agencias.