Ataques de pirañas dejan muertos y heridos en Paraguay

Una oleada de ataques de pirañas en ríos de Paraguay dejó como saldo cuatro muertos y 20 heridos durante la primera semana del 2022.

Una oleada de ataques de pirañas en Paraguay dejó como saldo cuatro muertos y 20 heridos durante la primera semana del 2022.

Los ataques causaron pánico entre los paraguayos que fueron a los ríos Paraguay y Tebicuary a amainar el calor de la temporada, pese a la existencia de letreros de prohibición a bañistas.

El 2 de enero, un joven de 22 años desapareció tras meterse a nadar en el río Paraguay, uno de los más extensos de su capital, Asunción. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente flotando en el agua con marcas de mordidas en el rostro y los pies. El examen forense reportó la asfixia como causa de fallecimiento.

 

Piranas

 

Otro hombre de 49 años se ahogó durante un ataque de pirañas cuando nadaba en ese mismo río, del lado de Puerto Rosario. También había sido mordido en la cara por estos peces carnívoros, informaron miembros de la Prefectura Naval y del Ministerio Público, quienes creen que a la víctima le dio un paro cardiaco y después fue atacado.

Banner Cheese Up 2021

En un ramal del río Tebicuary, en un sitio conocido como Yverá Boca, en Villa Florida, del departamento de Misiones, dos jóvenes de 20 y 26 años murieron ahogados, pero sus cuerpos estaban mordisqueados por estos peces.

Además, 20 personas en diferentes partes de Paraguay fueron agredidas por estos peces en Itapúa y otras áreas costeras, informó Cadena Ser.

En la página digital de la Revista Semana, de Argentina, se informó que ya van 30 personas heridas por las pirañas, principalmente en la playa del Club de Caza y Pesca de Bella Vista, cerca del río Aguaraymi, en el departamento de San Pedro y sobre el río Jejuimi, donde se reportó una veintena de damnificados.

Las pirañas solo atacan a los humanos en dos circunstancias: en la temporada de reproducción, de octubre a marzo de cada año y en la época de calor, donde se vuelven más agresivas.

El biólogo argentino, Julio Caply dijo al diario ABC de Paraguay que los ataques se concentran en dos especies: la serrasalmus marginatus y la serrasalmus maculatus.

Este tipo de animales pueden volverse agresivos cuando hay altas temperaturas o hay bajante en el río, con la finalidad de defender su territorio en el que han hecho un nido”, publico el diario La República.

Con información de Agencias.