Películas que representarán a México en los Goya y Oscar

‘Bardo’ competirá por México en los Óscar 2023; ‘Noche de Fuego’ buscará el Goya películas

‘Bardo’ fue elegida como la película que representará a México en los premios Óscar, mientras que Noche de Fuego irá por el Goya.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) dio a conocer las películas que representarán a México en los premios Óscar y Goya.

La AMACC anuncia las películas elegidas para representa a México en los premios Goya y Oscar 2023:

‘Bardo. Falsa crónica de unas cuantas verdades‘ competirá por el Óscar a Mejor Película Extranjera. A la cual, su creador, el cineasta Alejandro González Iñárritu, la describe como una película “incierta y muy incómoda” y que “puede ser irritante para mucha gente”.

‘Noche de Fuego‘ de Tatiana Huezo, competirá por el Goya.

Aún así, confía en que tenga una aceptación amplia porque “toca temas universales, como la paternidad, la adolescencia o la pérdida de un hijo, el miedo a la muerte, la vejez de una madre. La impunidad, la violencia, también la cumbia y la vitalidad de México”.

Banner-1280x200-Total

‘Bardo’ es una especie de reconstrucción emocional de la vida del realizador revivida desde un alter ego, Silverio Gama (interpretado por Daniel Giménez Cacho) en un juego desafiante para el espectador, una obra de puesta en escena deslumbrante, en la que Iñárritu se abre en canal.

Por su parte, ‘Noche de Fuego‘ competirá por el Goya.

Muestra una realidad que no es nueva. México es un país que ha estado marcado por el saqueo, por la violencia, por la impunidad, y en este territorio donde es muy difícil acceder a la justicia, donde vale todo, donde es fácil desaparecer, donde es fácil matar y no sucede nada, la condición femenina está muy expuesta”, describió su creadora, Tatiana Huezo.

Las tres niñas protagonistas de su filme aprenden a sobrevivir y a hacerse invisibles en un pequeño pueblo marcado por los efectos colaterales de la guerra contra el narcotráfico, pero esa vigilancia constante no apaga sus inquietudes.

El filme está ubicado en las montañas de Guerrero, “un lugar sumamente violento, donde se siembra amapola y hay un tráfico importante de goma de opio para producir heroína”, pero se rodó en la Sierra Gorda de Querétaro por la peligrosidad de ese primer enclave.

Con información de EFE Películas  Películas Películas