Desorden operativo y administrativo en la Guardia Nacional

Desorden operativo y administrativo en la Guardia Nacional, Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

El presidente de la República ha propiciado la generación de violaciones flagrantes a diversas normas vigentes, entre ellas las de reciente creación, las de la Guardia Nacional.

Si bien por medio de un artículo transitorio de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores federales y legislaturas locales aprobaron que el presidente hiciera uso de las Fuerzas Armadas, para combatir a la delincuencia, lo cierto que esa facultad está acotada.

A López Obrador no le aprobaron que, por medio de un simple oficio, la Guardia Nacional, de naturaleza civil, con funciones de policía, quedara bajo el mando de la Secretaría de la Defensa Nacional ¡Un simple oficio bastó! Así violentó la Constitución y el mando quedó bajo el control del Ejército Mexicano, de suyo grave violación. Nadie protesta y López hace de las suyas. Rosa Icela Rodríguez, dada su incapacidad e ignorancia, hace mutis.

Banner Cheese Up 2021

De acuerdo a la abrogación de la ley que le daba vida a la Policía Federal, todos los bienes (el patrimonio) pasarían al dominio de la Guardia Nacional, así como el personal operativo; salvo aquellos elementos que no desearan incorporarse a la Guardia, serían reubicados o liquidados al 100%. Ahí empezó el caos administrativo, lo que motivó paros y manifestaciones de elementos de la desaparecida Policía Federal. Los cambios y liquidaciones empezaron a ser “escamoteados”.

Durazo abandonó la Secretaría de Seguridad, la dejó hecha un desastre, por supuesto también en el ámbito de la seguridad pública, más asesinatos que nunca y otros tantos delitos. Luego vendría el nombramiento de Rosa Icela Rodríguez, sin experiencia en la materia, a quien le quitaron el mando de la Guardia Nacional, aunque la mandan al frente para rendir informes de lo que no hace.

Por cierto, la senadora Lily Tellez, le dio una exhibida vergonzosa a la Secretaria Icela Rodríguez, en su comparecencia en el Senado el martes pasado; la dejó nerviosa. Al final ni el libre que le obsequió la senadora le recibió, se volteó para evitar recibirlo.

La Secretaria Icela tuvo tantos errores (le temblaba la voz) que cometió serias torpezas, como aquella cuando afirmó que en 50 estados se concentran el 50% de los homicidios ¡Por dios! Mientras los Secretarios de Marina y la Defensa Nacional, agachaban la cabeza, al igual que el titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo (nada tenía que hacer en ese lugar); bueno, el Secretario de Gobernación, prefirió abandonar la sesión de la vergüenza ¿Para qué la ponen a hablar de un tema que desconoce y la Guardia Nacional no depende de ella? Son un desastre.

A través de las investigaciones realizadas por la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), dieron a conocer más irregularidades en la Guardia Nacional ¡Pésimo manejo del presupuesto!. Desorden operativo, Desorden operativo, Desorden operativo, Desorden operativo, Desorden operativo

No han contratado a personal para ocupar las nuevas plazas; no, el Secretario de la Defensa Nacional, manda soldados para que ejerzan funciones de policía en la Guardia Nacional, así se ahorra muchos millones de pesos, de paso comete delitos por usurpación de funciones ¿A dónde irá a parar ese dinero? Aún es un secreto.

Tampoco aplica los recursos para construir los “cuarteles” que ofreció el presidente; no compran nuevas unidades automotrices ni equipo ¿En qué se van algunos recursos del presupuesto? En gasolina, servicios básicos (luz, agua, teléfono) o uniformes. Se trata de una corporación disfuncional. El dinero de la corporación civil se lo gastan los militares ¡Así de mal están! Todo por orden presidencial.

59 mil 396 elementos que laboran en la Guardia Nacional, no cobran salario del presupuesto de la corporación; esto es, solo aplican el 41% del presupuesto para salarios, en tanto el resto lo paga la Defensa nacional, según la MCCI, por voz de Leonardo Nuñez González y Jorge Andrés Castañeda. No solo es desorden administrativo, cometen delitos penales.

De los 190 cuarteles construidos para la Guardia Nacional, ninguno pertenece a la corporación, todos son propiedad de la Secretaría de la Defensa Nacional, así que el dinero del presupuesto no se ha ejercido ¿Más ahorros? ¿De dónde obtiene el dinero la Defensa Nacional? ¿Será por aquello de tanta obra pública que realizan los soldados y de ahí obtienen el material? Seguramente son datos de seguridad nacional ¿Ahora entienden el por qué de los fracasos en la lucha en contra de la delincuencia? Ni entre ellos existe orden.

A pesar del caos propiciado por López Obrador, lo que redunda en la nula seguridad pública, este insiste en que, para el año 2023 promoverá la militarización de la Guardia Nacional, para que forme parte de la Secretaría de la Defensa Nacional.

AMLO carece de las mayorías calificadas en ambas Cámaras, esperemos no logre su objetivo: ¡Militarizar al país! Curiosamente a unos meses de que inicie el proceso electoral de 2024, cuando termine su periodo constitucional ¿Preparará un auto golpe de estado para seguir en la presidencia?.

 

 

Acechan

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.