Presentan “Mural Plaza Pípila” en colonia Linda Vista

Habitantes del Tepe recuperan la memoria histórica con un mural Plaza Pípila, en la Plaza Pilitas

El proyecto “Mural Plaza Pípila”, fue presentado por habitantes de la colonia Linda Vista a la Secretaría de Cultura del Municipio de Querétaro. Plaza Pípila 

 Vecinos de la zona participaron en un taller para poder ejecutar la técnica de padecería de azulejos.

Con el propósito de generar un ejercicio colectivo de recuperación de la memoria histórica del barrio del Tepetate, así como el uso del espacio de la Plaza Pilitas, habitantes de la colonia Linda Vista realizaron un mural colectivo, en el que participaron en un ejercicio cultural que abona al tejido social de la zona.

El proyecto “Mural Plaza Pípila”, fue presentado a la Secretaría de Cultura del Municipio de Querétaro, con el propósito de colaborar con el apoyo de material, difusión y talleres culturales que contribuyan la recuperación de la Plaza Pilitas, debido a que los propios habitantes buscan para que este sea un espacio de recreación, el cual es suma importancia para la colonia, dada su ubicación e historia.

Es importante mencionar que en dicho lugar, en la década de los 70 se inició el tianguis que, posteriormente dio lugar al conocido mercado del Tepe. También se construyeron lavaderos públicos que se usaron activamente por varios años.

CheesUp

Esta plaza fue recientemente remodelada por la Secretaría de Desarrollo Urbano del Municipio de Querétaro, para lo que se realizó un ejercicio de diseño participativo en el que muchos de los vecinos aportaron sus ideas sobre las características que debería contar la plaza.

En ese diseño se previó la existencia del mural que se realizó con el apoyo de la Secretaría de Cultura.

El proyecto del Mural Plaza Pípila, fue desarrollado en tres etapas; la primera etapa consistió en un convocatoria a los habitantes de la zona para colaborar en un taller participativo para la realización del mural, en el cual se trabajó con personas de distintas edades por lo que la invitación fue hecha a los vecinos de la plaza y escuelas cercanas.

La segunda etapa fue la ejecución del taller participativo, el cual se llevó a cabo en tres sesiones; una en la que se eligió a través de un consenso, el lugar en donde sería colocado el mural, asimismo se proporcionaron herramientas y materiales didácticos para que, mediante actividades de artísticas y de diálogo, se generara en conjunto los posibles conceptos que representaran la autenticidad que los habitantes del barrio desearán comunicar.

La ultima y tercera etapa consistió en capacitar a los participantes en la técnica trencadís que consiste en formar la imagen mediante padecería de azulejos, semejante a la utilizada en el Jardín de los Platitos, la realización del mural que hoy da vida y color a este lugar emblemático del barrio el Tepetate.