Morenistas imprudentes, negligentes y de mala fe

Morenistas imprudentes, negligentes y de mala fe, Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

La escena donde murieron 25 pasajeros y cerca de 100 heridos, inmediatamente debió ser preservada por las autoridades capitalinas, encargadas de perseguir los delitos. Pero no, de inmediato alteraron la escena, incurrieron en responsabilidad ¿La Fiscal de la Ciudad de México se quedó muda e inactiva? Claro, Ernestina Godoy forma parte de la mafia que pretende borrar las evidencias de la responsabilidad de los funcionarios de la 4T.

Resulta inconcebible que los mismos responsables, a la vista de todos, destruyan las pruebas que servirían para la emisión de los peritajes necesarios para deslindar responsabilidades. Ocultar o destruir evidencias de un delito constituye otro ilícito. A las autoridades administrativas capitalinas les urgía alterar todo ¿a quién pretenden proteger?

Las evidencias son claras, los responsables del gravísimo incidente están a la vista de todos. Por una u otra razón los culpables son Claudia Sheimbaun, la directora del Metro, Florencia Serranía Soto, el hoy secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y la empresa que construyó esa pésima obra pública.

Estos involucrados deben responder por las muertes y los heridos. No importa que el delito lo hayan calificado de culpa antes de saber lo que arrojen los peritajes ¿podría existir el delito doloso? Por supuesto que sí, la irresponsabilidad raya en responsabilidad dolosa. Fueron imprudentes y negligentes, actúan de mala fe.

Banner 1280x140 Italiana

Operan la destrucción de pruebas para evitar se demuestre la culpabilidad dolosa de algunas autoridades; de otras será culposa sin lugar a duda. En etapa eminentemente electoral, de campañas, hacen lo imposible por esconder la culpabilidad de las autoridades de los gobiernos de Morena, el federal y el local. Otro problema que ennegrece más las acciones de la 4T.

De ahí que, por enésima ocasión AMLO vuelva a generar distractores en su conferencia mañanera, culpando a candidatos de la oposición de cometer delitos electorales, calificando de irresponsable a las autoridades de la FEPADE por no actuar e iniciar las carpetas de investigación penal.

Mientras el presidente solapa y protege a los responsables de los trágicos hechos del derrumbe de una de las estructuras de concreto que sostenían el paso de los vagones del Metro.

Para López es más importante seguir engañando a sus seguidores con manifiestas mentiras que distraen al electorado. Le urge coadyuvar en la protección de Sheimbaum y Ebrard para quitarles de encima el problema político, sabe perfectamente que el delito cometido es originado por los brutales recortes al presupuesto de mantenimiento del Metro, esa acción es deliberada, pero no le afectará; la construcción de la obra de “lujo” por su costo, fue pésimamente construida en el gobierno de Ebrard; la Fiscal capitalina no tocará a los políticos de la 4T.

En diciembre pasado asesinaron al exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, en un restaurante denominado Bar Distrito Cinco. Usted se preguntará la relación que ello tiene con lo sucedido en “La Línea Dorada” de la Ciudad de México. Bien, en el restaurante los meseros solícitos limpiaron y modificaron el lugar de los hechos. Razón por la cual un juez de control ordenó la detención de varios de los meseros que modificaron la escena del delito ¿Harán lo mismo en la CDMX con aquellos que ordenaron la alteración de las evidencias del terrible “accidente” en el que fallecieron 25 personas?

Seguramente no les pasará nada a los servidores públicos del gobierno de la Ciudad de México, que ordenaron la modificación y alteración de la escena del crimen; exactamente contrario a lo sucedido en Puerto Vallarta, Jalisco, en este lugar al menos detuvieron a tres personas que alteraron las evidencias.

Luego podemos estar comentando con certeza que las autoridades de los gobiernos de la 4T actúan de mala fe, son negligentes y se muestran abiertamente imprudentes ¿Dónde quedó la Fiscal de hierro Ernestina Godoy Ramos? No cabe duda de que la procuración de justicia en la Ciudad de México es clasista y selectiva.

Está otro claro ejemplo de las contradicciones, el de la señora Mónica García Villegas, dueña de la escuela Rebsamen, cuyo inmueble se derrumbó a causa del temblor del 2017, murieron varios menores; la señora Ernestina Godoy, ejercitó acción penal en contra de Mónica, quien hoy se encuentra tras las rejas ¿por qué entonces la Abogada Godoy no hace lo mismo con los irresponsables que mal construyeron la obra del Metro que ocasionó más muertes?

Indudablemente no son iguales, como afirma AMLO al referirse a los neoliberales, con López Obrador: son peores.

Recordemos otro suceso. El mismo López Obrador quemó en leña verde al exsecretario de Comunicaciones y Transportes, Ruíz Esparza cuando se formó un socavón a causa de las lluvias, en la carretera México-Cuernavaca; lugar en el que fallecieron dos personas.

Una mala obra que causó pérdida de vidas, entonces junio de 2017, López Obrador no desaprovechó la ocasión, como vil “zopilote” (utilizando su pulcro léxico) explotó políticamente ese accidente. Acusó a Ruíz Esparza de ser responsable de las muertes. Contrario a las acusaciones de entonces, ahora critica a los medios de comunicación por dar a conocer lo sucedido en la Línea Dorada, manifestando que eran “épocas de zopilotes”. López Obrador y su manera de “ver y hacer justicia” totalmente sesgada, amañada.

No mentir, no robar, no traicionar, uno más de los vacíos eslóganes publicitarios de AMLO; la realidad demuestra lo contrario, mienten, roban y traicionan con singular cinismo. Por eso y más Morena y López Obrador van en picada en las preferencias electorales.

 

entiende

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.