Disposición

Disposición, Por Andrés González Arias.

En el conato de paro estudiantil que se dio hace unos días en el Instituto Tecnológico de Querétaro, tres cuestiones fueron por demás importantes para su solución y se pueden reducir a solo una: disposición.  Disposición, Disposición, Disposición, Disposición, Disposición, Disposición, Disposición, Disposición

Con los ánimos ya calmados nos concede una entrevista el Dr. Máximo Pliego Díaz, director del ITQ , en la que reconoce el interés de las partes por anteponer ante todo el derecho de los alumnos a continuar sus estudios.

La disposición al diálogo de las partes – paristas congregados principalmente en el sindicato que encabeza Norma Navarrete, representantes de los alumnos en la mesa de negociaciones y la intervención de quién fungió como mediador – que vieron y antepusieron los derechos de los alumnos para continuar sus carreras”.

-¿Qué recomendación haría a las partes que intervinieron en este movimiento?, preguntamos.

“Yo les recomendaría que sumaran a este proyecto que estamos desarrollando, cuestiones como los efectos que ha tenido la pandemia sobre nuestros estudiantes en áreas duras como las matemáticas o la física, que nosotros podemos mejorar. Que se sumen a los grandes proyectos que ahora desarrollamos en el Centro de Desarrollo Empresarial que impactan directamente en el área de economía circular; que se sumen con todo su talento y su potencial al trabajo que viene sosteniendo desde hace más de cincuenta años el Instituto Tecnológico de Querétaro”.

Pliego Díaz reconoció esa disposición al diálogo, “en la escuela más grande de ingeniería – industrial – de la región”.

Y agrega con puntualidad:

Jamás hemos hecho cuestionamientos sobre derechos laborales y sindicales, nosotros no intervenimos en esa vía. Somos un proyecto puro y netamente académico y lo que buscamos es volver a potenciar, no solo a lo que nos debemos que son nuestros estudiantes, sino también a nuestros profesores que son y que existen núcleos de investigadores que podrían fortalecer, y en mucho, el trabajo con proyectos en esta triple hélice que tenemos: educación, industria y gobierno”.

El mismo Pliego Díaz es un producto netamente académico y un apasionado de la enseñanza. Comenta no interesarle la política, pero se muestra respetuoso de esa actividad.

Los estudiantes politécnicos suman alrededor de 600 mil a nivel nacional, “todos de ingeniería, todos ingenieros, para ser la escuela más grande de América Latina. Y a nivel Querétaro, somos un campus más del Tecnológico Nacional de México”.

Este movimiento como paro afectó a las diez sedes que tiene el ITQ en el estado: la unidad del Centro, la sede del Campus Norte de la ciudad de Querétaro y otras más pequeñas donde se hace educación presencial y a distancia como en Tolimán, Colón, Tequisquiapan, El Marqués, Cadereyta, Pinal de Amoles, Jalpan de Serra, Landa de Matamoros, Arroyo Seco y San Joaquín.

Disposición

Y evalúa la trascendencia de la encomienda:

Un país que desarrolla la ingeniería es un país que se va a posicionar dentro de los más importantes del mundo, ese es nuestro talento y esa es nuestra perspectiva. Creo firmemente en que, desarrollar la mejor ingeniería en Querétaro nos va a posicionar a nivel nacional”.

Habla de hacer dentro del ITQ “una administración más eficiente, que los profesores tengan sus cargas académicas completas, que estemos apoyando un poco más para hacer más amplia la matrícula de ingreso, en el sentido de fortalecer una gran necesidad que hay de ingenieros en la región”.

Y el compromiso está en bajar ese déficit de ingenieros.

Esto implica realizar una administración muy eficaz, muy eficiente de nuestros recursos, dándole a Querétaro la mayor cantidad de jóvenes posibles. La ingeniería es eso, un trampolín de movilidad social impresionante. Querétaro da grandes oportunidades en todas las áreas, en automatización, logística, en sistemas…en todas esas áreas que son tan necesarias para nuestra industria. Y el gobernador Mauricio Kuri se ha empeñado en traer cada vez más industrias y nosotros estamos empeñados en ser más eficientes para responder a esas necesidades”.

Todo eso estuvo en juego en el movimiento de paro que se suscitó la semana pasada.

Y por eso la necesidad de solución sin dañar ni derechos sindicales, mucho menos los de los estudiantes.

Esto nunca se perdió de vista desde la dirección del ITQ ni de quién intervino como mediador.

 

 

 

Andrés GonzálezAndrés González Arias

Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.