Agradece Vocería Organizacional a la ciudadanía

Agradece Vocería Organizacional por unas fiestas patrias en orden

Este viernes la Vocería Organizacional de Querétaro extendió un agradecimiento a la ciudadanía por el orden en que se llevaron a cabo las Fiestas Patrias, pues la mayoría evitó aglomeraciones y festejos multitudinarios, lo cual contribuye a romper la cadena de contagios de COVID-19 en el estado.

Tras reconocer que la pandemia obligó a que las Fiestas Patrias de este año se realizaran fuera de lo común, el vocero Organizacional, Rafael López González, dirigió dichos agradecimientos a quienes han entendido “los tiempos que estamos viviendo”.

Entre ellos mencionó a quienes celebraron al interior de su domicilio solo con quienes viven; a quienes tuvieron el valor de decir no a las fiestas que en otros años tanto han disfrutado; pero también a quienes respaldan la labor del personal de salud, de protección civil y de seguridad, así como quienes consumen productos locales.

Al referirse a las plazas cívicas de los 18 municipios, otrora repletas de gente durante estos festejos, y que este año lucieron vacías, aseguró que dicho vacío representó significados profundos como empatía, orden, responsabilidad, participación y solidaridad, entre otros valores, todo ellos compartidos por las y los ciudadanos queretanos.

El vocero Organizacional fue claro al referir que todavía queda camino por recorrer y que no se debe normalizar la tragedia que representa las muertes causadas todos los días por esta pandemia.

Finalmente expuso que el entrenamiento social permitirá a la población seguir adelante con su vida sin contagiarse ni contagiar a otros, y que esta temporada, confió, dejará hábitos positivos, más saludables, más ordenados y solidarios.

En este tenor, las autoridades sanitarias continuarán realizando supervisiones de manera aleatoria en la entidad para mitigar los contagios por COVID-19 en establecimientos y en atención a las llamadas ciudadanas que se hacen a través de la línea de emergencias 9-1-1 para acudir a instituciones bancarias, centros comerciales, e incluso, reuniones sociales donde no se cumpla con las medidas.