Estados Unidos ‘entrega’ una parte de Rusia a Japón

EU ‘entrega’ una parte de Rusia a Japón. Ninguna parte de estas islas puede ser enajenada porque el archipiélago entero pasó a formar parte de la Unión Soviética.

Estados Unidos.- El Departamento de Estado considera que los ciudadanos rusos que viven en las islas Kuriles son oriundos de Japón, según las reglas de obtención de la tarjeta de residencia permanente publicada en el sitio web del Buró de Asuntos Consulares del organismo. Washington desde hace mucho tiempo insinúa que apoya a Japón en la disputa con Rusia.

«Las personas que viven en las islas Habomái, Shikotán, Kunashir e Iturup pagan impuestos en Japón. Las personas que nacieron en Sajalín del Sur pagan impuestos en Rusia«, dice el documento oficial.

Según informó el medio japonés Hokkaido Shimbun, el requisito de nombrar a Japón como su país de origen apareció en las reglas para obtener la llamada ‘tarjeta verde’ —otro nombre del permiso a la residencia permanente en EEUU— ya en 2018.

El Ministerio de Exteriores ruso reaccionó al enterarse de la noticia acusando a Estados Unidos de fomentar el revisionismo. Según el organismo gubernamental ruso, «el Departamento de Estado cuestiona los resultados de la Segunda Guerra Mundial».

La disputa territorial entre la Federación de Rusia y Japón en cuanto a la soberanía sobre la parte sur de las Kuriles todavía no ha sido resuelta y ha sido la principal manzana de la discordia en las relaciones entre dos países desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Según recalcó el Ministerio de Exteriores ruso en su declaración reciente, «por decisión de 1945, las islas Kuriles fueron traspasadas a la URSS».

Es decir, ninguna parte de estas islas puede ser enajenada porque el archipiélago entero pasó a formar parte de la Unión Soviética —y Rusia es oficialmente su país sucesor— como resultado de la decisión de las potencias victoriosas a raíz de la Segunda Guerra Mundial. El Estado nipón luchó del lado de la Alemania nazi y la Italia fascista en aquella guerra, por lo tanto, tuvo que hacer concesiones territoriales a los países que ganaron en ese conflicto armado.

El nuevo primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, quien sustituyó a Shinzo Abe, declaró en septiembre que seguirá con negociaciones con Rusia en cuanto a la soberanía sobre la parte sur de las Kuriles, los que Tokio considera sus «territorios del norte».

«Tenemos la intención de seguir con el diálogo para aclarar la cuestión de soberanía sobre las cuatro islas», declaró el presidente del Gobierno japonés.

En septiembre el portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, declaró que la parte rusa espera que con el nuevo primer ministro Suga dos países lograrán resolver el problema de la soberanía sobre las islas en cuestión y firmar el acuerdo de paz —que no ha sido firmado desde el fin de la Segunda Guerra Mundial—.

Se ve claramente que Tokio y Moscú buscan puntos en común para poner fin a la disputa. El trabajo no será fácil. Pero EEUU no está interesado en que Tokio haga concesiones.

Con información de Sputnik Por Grupo Zócalo foto agencias